25-07-2020 / 16:20 h EFE

Numerosos bañistas han acudido este sábado a las playas de Barcelona, pero no se han visto aglomeraciones en la arena ni en los accesos, donde se ha reforzado la presencia policial para comprobar que los usuarios seguían las medidas de seguridad para evitar la propagación de la COVID-19.

El ayuntamiento barcelonés decidió esta semana reducir el aforamiento de sus playas en un 15 %, lo que significa recortar su capacidad de 40.000 personas a 32.000.

El objetivo de esta medida es frenar los contagios de coronavirus sin provocar un "éxodo" de ciudadanos hacia las playas metropolitanas, algunas de las cuales también han disminuido su aforo, como Castelldefels.

Según los datos que facilita el consistorio en su página web, a las 16 horas, siete de las diez playas de Barcelona presentaban una ocupación "normal", mientras que las otras tres registraban una ocupación "baja".

El Ayuntamiento recomienda visitar su portal (barcelona.cat/platges) antes de ir a la playa para comprobar en qué puntos la ocupación es más baja.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD