22-07-2020 / 12:01 h EFE

El PNV ha apelado a la comunidad internacional para que, mediante el diálogo y la negociación con Azerbaiyán y Armenia, logre la "contención" y encauce una solución al conflicto que enfrenta a ambos países y que se ha agravado desde hace diez días.

Las tensiones entre Azerbaiyán y Armenia, que persisten desde hace tres décadas por el control de la región de Nagono Karabaj, territorio azerbaiyano ocupado por los armenios, se agravaron el pasado día 12 de julio con escaramuzas en un sector fronterizo alejado de dicha región que hasta ahora se han cobrado al menos 17 muertos, cuatro ellos armenios.

En una declaración hecha púbica este miércoles, el Euzkadi Buru Batzar, máximo organismo ejecutivo del PNV, ha señalado que esta escalada de las hostilidades entre Armenia y Azerbaiyán, en la que "ambos países se acusan mutuamente de haber recomenzado la agresión militar", amenaza de nuevo con "desestabilizar una región estratégica, en la que fundamentalmente ejercen su influencia Rusia y Turquía".

El PNV ha secundado el llamamiento de la Unión Europea realizado a ambas partes para que detengan la confrontación armada y ha apelado a la comunidad internacional y "específicamente al denominado grupo de Minsk, codirigido por Rusia, Estados Unidos y Francia", para que, en el marco de diálogo y la negociación con los países beligerantes, "logre la contención y adopte las resoluciones necesarias para encauzar la solución al conflicto, sobre bases justas y democráticas".

La dirección del PNV ha expresado que apoya un futuro acuerdo global entre las partes, lo cual "requerirá de cesiones mutuas para la consecución de una paz sólida y duradera, desde el respeto a la decisión libre y democrática de los ciudadanos de Nagorno Karabaj".

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando a finales de la década de 1980 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, que se prolongaron hasta 1994, las fuerzas armenias se hicieron con el control de Nagorno Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman "franja de seguridad", para unirlo a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Armenia, por su parte, apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD