20-07-2020 / 18:30 h EFE

Un incendio desatado a primera hora de la tarde de este lunes en el norte de la provincia de Burgos, cerca del límite autonómico con Cantabria y País Vasco, preocupa no sólo por su capacidad de devastación sino por la velocidad con que el viento lo empuja hacia algunos núcleos de población.

Los vecinos de Colina, perteneciente al municipio de Junta de Traslaloma (Burgos), permanecen en estado de alerta por la proximidad de las llamas de un incendio que, por esta razón entre otras, ha sido declarado de Nivel 1 de riesgo (en una escala de cero a tres y de menor a mayor intensidad), han informado fuentes de la administración autonómica.

La carretera provincial BU-552 permanece cortada al tráfico para facilitar el despliegue de los medios terrestres y aéreos que tratan de controlar las llamas: 55 profesionales dependientes de la Junta de Castilla y León y 26 enviados por el Ministerio de Transición Ecológica.

A esta hora trabajan en el lugar del incendio dos técnicos, cuatro agentes medioambientales, cuatro motobombas, dos helicópteros con sus brigadas, uno más de coordinación, dos cuadrillas de tierra y un bulldozer.

A todos ellos, el Gobierno de España ha sumado el refuerzo de dos aviones de carga en tierra y la Brigada de Incendios Forestales, (BRIF) acantonada en Lubia (Soria), con sus dos helicópteros, según las mismas fuentes.

Por el momento no se ha confirmado el origen de las llamas, al parecer de maquinaria agrícola, ni tampoco la cifra de hectáreas de cereal cosechado, monte y pasto que de momento se ha llevado por delante.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD