20-07-2020 / 15:10 h EFE

El Tribunal Supremo establece en una sentencia que las lesiones que puedan sufrir los guardias civiles o agentes de policía de cualquier clase en acto de servicio, sin culpa o negligencia propia, deben ser resarcidas por la Administración con la correspondiente indemnización, en caso de que el autor sea declarado insolvente.

Así lo estipula el Supremo en una sentencia sobre un caso en el que un agente de la Guardia Urbana de Barcelona reclamaba al ayuntamiento el pago de 10.556 euros como indemnización por unas lesiones sufridas en el ejercicio de sus funciones pero que el condenado no iba a abonar por ser insolvente.

Ante dicha reclamación, el consistorio respondió al agente que tal circunstancia era algo que "los policías tienen el deber de soportar", tras lo cual el agente presentó un recurso contencioso administrativo en el que un juez ya le dio la razón.

Tras el fallo del juez de lo contencioso, el ayuntamiento interpuso recurso de casación ante el Supremo y este, finalmente, ha dado la razón a la tesis del guardia urbano: "los perjuicios sufridos por guardias civiles o por agentes de policía de cualquier clase que sufran lesiones, sin culpa o negligencia propia, deben ser resarcidos por la Administración", señala el ponente de la sentencia del Supremo.

Este cambio de criterio es considerado como una victoria por el sindicato policial SAPOL, cuyos servicios jurídicos han defendido al agente desde el principio y le han representado también en el recurso que presentó el ayuntamiento al Supremo.

El sindicato espera que la sentencia siente jurisprudencia y se beneficien de este criterio todos los agentes de los cuerpos de seguridad del Estado y las policías locales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD