17-07-2020 / 21:30 h EFE

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, advirtió hoy a sus colegas europeos de que no aceptará que los planes económicos que habrá que presentar para recibir el fondo de recuperación requieran la aprobación unánime de los Veintisiete, una condición en la que sigue enrocado el primer ministro holandés, Mark Rutte.

Fuentes de la delegación española aseguran que Rutte se ha quedado solo en esta demanda, aunque sigue sin ceder, y admiten que el mayor obstáculo para el acuerdo continúa siendo el tamaño del fondo y las condiciones para repartirlo, así como su distribución entre subvenciones y préstamos.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) llevan desde esta mañana negociando el paquete económico y se han dado un descanso que se prolongó durante tres horas hasta la cena, que comenzó a las 21.00 horas y en la que todos volvieron a reunirse.

En estas tres horas se sucedieron los contactos, como las distintas reuniones que está manteniendo el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Pedro Sánchez insistió en estas primeras horas de cumbre en que no aceptará la unanimidad y tampoco se plantea que pueda haber una reducción del montante del fondo, de 750.000 millones de euros -500.000 millones en subvenciones y los 250.000 restantes en préstamos- según las propuestas de la Comisión y el Consejo Europeo.

En la delegación española recuerdan que esta cifra ya es menor que la que pedía España al principio -apostaba por un billón o más- y en cualquier caso Sánchez dio por buena la propuesta de 750.000 millones.

Por eso, no creen que sea momento de asumir una reducción en el fondo, como siguen pidiendo los Estados llamados "frugales" (Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria).

Y sobre la unanimidad reiteran que es imposible de aceptar para la aprobación de los planes económicos y en lugar de la mayoría cualificada -del 55 por ciento de los países con el 65 por ciento de la población- a España le gusta otra opción, la de la mayoría cualificada inversa (se da por aprobado si no lo rechaza una mayoría cualificada).

Las mismas fuentes lamentan, por otra parte, que los "frugales" pretendan seguir manteniendo las compensaciones que reciben como contribuyentes netos e incluso reclamen un aumento, cuando para España estos descuentos en su contribución al presupuesto comunitario son "regresivos e injustos".

Otra de las demandas en las que ha insistido Sánchez es que el fondo se ponga en marcha cuanto antes porque el mayor impacto de la crisis por el coronavirus se notará ahora, antes de 2023 o 2024.

Hay otro debate en esta negociación y es cuándo se empezaría a devolver el principal de la deuda que Europa va a tener que emitir para sufragar este fondo.

España quiere que sea cuanto más tarde mejor, aunque hay países como Alemania que defienden que se empiece a pagar cuanto antes, en principio cuando entre en vigor el presupuesto plurianual.

La Comisión Europea había propuesto empezar a hacerlo en 2028, pero la propuesta de compromiso de Charles Michel plantea adelantarlo a 2026.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD