14-07-2020 / 19:01 h EFE

El Gobierno quiere que el cien por cien de sus puertos estén electrificados en 2030, al menos en lo que respecta a las operaciones más relevantes con energías renovables, ha señalado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), José Luis Ábalos, en el pleno del Senado.

El ministro, en respuesta a una pregunta de la senadora por Tarragona Laura Castel (ERC), ha apostado por la electrificación de los puertos, incluidos sus muelles, y ha avanzado que Puertos del Estado tiene planificado un paquete de diez nuevas instalaciones de suministro eléctrico en atraque para el periodo 2021-25 por un importe de 25 millones de euros, que podrían ser objeto de subvención por parte de la UE.

Ha explicado también que en el puerto de Barcelona hay en marcha un proyecto piloto para llevar a sus muelles más de 60 megavatios de potencia y que se está ejecutando con ayuda comunitaria el proyecto OPS Master Plan, para elaborar un plan marco de suministro de energía eléctrica a buques en atraque, con un presupuesto de 5 millones de euros.

Este plan, del que ya se han implementado seis de sus siete medidas, se fundamenta en proyectos piloto en Tenerife, Baleares y Las Palmas, en los que los fast ferry, ferry convencionales y buques atracados durante largas estancias se pueden conectar a la red general y apagar sus motores auxiliares.

Ábalos, no obstante, ha recalcado que "no es inmediato obligar a los buques a conectarse", porque hay un importante componente global y hay que debatirlo en Bruselas.

Y ha reconocido que solo una parte de la flota está preparada y que no siempre hay disponibilidad de potencia, aunque ha asegurado que trabajan para superar esto.

La senadora de ERC Laura Castel ha destacado que el puerto de Tarragona presentó el pasado jueves un plan de sostenibilidad para reducir un 96 % las huellas de carbono en sus instalaciones y ha recordado que este tipo de transporte emite 940 millones de toneladas de CO2 anualmente y el 2,5 % de los gases de efecto invernadero.

También ha dicho que Barcelona lidera la clasificación de los 50 puertos más contaminantes de Europa y que la costa española es la más expuesta a la contaminación de los barcos, con 14.500 toneladas de óxido de azufre, 50 veces más que 23 millones de vehículos.

Castel ha opinado que sería interesante la creación de áreas de control de emisiones, como las del mar Báltico, el mar del Norte y el Canal de la Mancha, y promover una normativa de cero emisiones en los muelles, que incluya cruceros.

Según sus datos, un crucero consume como 12.000 coches de fuel oil, un combustible prohibido en tierra cien veces más tóxico que el diesel de los automóviles.

Tras señalar que la electrificación de los puertos es solo una "solución parcial" para que los grandes cruceros se conecten a la red y se reduzcan las emisiones, ha defendido que en este momento es necesario es un "plan de redimensionamiento de puertos", ya que muchos no son viables para enfrentarse a este tipo de retos.

En esa línea, ha puesto como ejemplo que Oslo está cerrando tres de sus cuatro terminales de cruceros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD