09-07-2020 / 19:00 h EFE

La comarca leridana del Segrià ha registrado el primer fallecido de COVID-19 desde el rebrote, ha sumado este jueves 46 nuevos positivos y ya tiene 82 hospitalizados, once de ellos en la UCI, a la vez que se multiplican brotes, aunque de menor importancia, en varios puntos de Cataluña.

Según el Departamento de Salud, desde el inicio de la pandemia, en el Segrià ha habido 2.694 casos positivos de coronavirus SARS-CoV-2, de los que 137 han fallecido.

La última defunción, correspondiente a una persona que ingresó en el hospital hace menos de una semana, se produjo el pasado martes, lo que le convierte en el primer fallecido tras el nuevo rebrote en esta comarca ocurrido el 22 de junio.

Asimismo, hay 132 personas aisladas (contactos y positivos) en los dispositivos habilitados en el Hotel Rambla (32), la granja escuela La Manreana (55) y el Hotel Nastasi (45), todos en Lleida.

Mientras la epidemia ya suma 12.606 muertes en Cataluña, cinco más de las notificadas por las funerarias ayer, este jueves se han reproducido colas de tráfico para entrar y salir de la comarca.

Pese al aumento de casos y de hospitalizaciones, la situación del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida "está estabilizada, aunque puede descontrolarse de un día para otro como pasó en marzo", ha advertido a Efe el médico de Urgencias del centro sanitario Oriol Yuguero.

"Ahora estamos en ese momento de equilibrio, de ver que los números están estables, pero con la incertidumbre de saber si se confirmará la tendencia del mes de marzo con un brote explosivo de positivos en los próximos días", ha explicado.

Las Urgencias del Arnau de Vilanova atienden a una medida de entre 30 y 35 personas positivas por la COVID-19 cada día, con un perfil de menos de 60 años en el 80 % de los casos y con una sintomatología leve que, a la mayoría, les permite seguir un aislamiento domiciliario.

La atención primaria ha reforzado el equipo de mediadores en Lleida, formado por siete personas, que actúan como "nexo de unión" entre el sistema sanitario y los dispositivos habilitados, y cuya labor es facilitar la comunicación intercultural entre sanitarios y, sobre todo, temporeros, uno de los colectivos más afectados.

El sindicato Unió de Pagesos (UP) considera que pedir que se hagan pruebas serológicas de la COVID-19 a los temporeros y trabajadores del campo puede contribuir a responsabilizar al sector de los brotes detectados en el Segrià.

Por su parte, la Síndica de Lleida, Dora Padial, ha denunciado "falta de proporcionalidad" del confinamiento del Segrià, que cree una "vulneración indiscriminada del derecho de libertad de circulación, insuficientemente justificada".

El número de positivos por COVID-19 comunicados en las últimas 24 horas ha crecido en todas las regiones sanitarias de Cataluña, donde casi se ha doblado el número de infectados detectados, en parte gracias al aumento de PCR y la búsqueda de asintomáticos.

El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, ha afirmado que este repunte de casos "no supone un salto cualitativo muy alto" y "no parece que crezca de forma espectacular", sino que está dentro de "lo esperable" y se trata de lograr que siga en "cifras manejables".

También ha destacado que "el patrón de los infectados es un poco el de siempre"; es decir, positivos con síntomas leves y mayoritariamente jóvenes.

Mientras tanto, van apareciendo nuevos brotes que los servicios de epidemiología de Salud tratan de controlar.

Médicos del ambulatorio de Vilassar de Dalt (Barcelona) efectuaron ayer pruebas PCR, de las que aún no tienen resultado, a una decena de jóvenes con fiebre y diarrea después de haber participado hace unos días en una fiesta en la playa con 60 personas más.

También ha aparecido un caso positivo de Covid-19 en un campamento de verano de Cassà de la Selva (Girona), que ha obligado a aislar a doce personas, y el Club de Polo de Barcelona ha suspendido de forma indefinida sus campus de verano de tenis, en los que participan 300 menores, tras detectar nueve positivos entre monitores y personal del restaurante del club.

Según Salud, en Tarragona capital otro brote ha contabilizado hasta ahora cinco personas infectadas, todas del mismo núcleo familiar, y están siguiendo la evolución de otras 20 personas que han mantenido contacto con los positivos.

En les Terres de l'Ebre otro brote afecta a cuatro personas, dos de ellas en Xerta y otras dos en Camarles que, al parecer, se habrían infectado en una reunión de un claustro de profesores celebrado en El Perelló, lo que obliga a vigilar a 46 personas.

Estos dos brotes se suman al ya reportado hace unos días en la localidad tarraconense de Alcanar, donde detectaron tres positivos tras una fiesta y donde se sigue la evolución de otras 34 personas.

En Bellvís (Lleida) han suspendido el 'casal' infantil tras confirmar el positivo de uno de los monitores, mientras que los ocho compañeros de la monitora de otro casal de Tàrrega (Lleida) con Covid han dado negativo en las pruebas de detección del virus.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD