07-07-2020 / 17:51 h EFE

Ávila, 7 jul La Junta de Castilla y león ha comenzado a aplicar en siete tramos de carreteras de la provincia de Ávila un tratamiento experimental para evitar accidentes de tráfico, consistente en un repelente oloroso que disuade a los animales salvajes hasta tres meses.

Este repelente se aplica mediante "pulverización directa en márgenes de carretera, generando un olor muy fuerte que ahuyenta a los animales hasta tres meses, gracias a la resina utilizada", ha apuntado el subdelegado del Gobierno, José Francisco Hernández, a través de una nota informativa difundida este martes.

El objetivo es garantizar la seguridad durante épocas de especial tránsito y minimizar los accidentes de los últimos años en siete puntos de seis carreteras provinciales y autonómicas: AV-904; CL-501; AV-500; AV-900; CL-505 y AV-110.

Con la aplicación de ese repelente oloroso se pretende disuadir a los animales en libertad para que no pasen por esos puntos y prevenir accidentes de tráfico.

Previamente se han determinado los tramos que muestran un mayor índice de accidentalidad por atropello a los animales salvajes durante los últimos tres años.

La aplicación se realiza principalmente desde un camión provisto de "boquilla pulverizadora de forma similar a un ambientador convencional, impregnando árboles, piedras y mallas de cerramiento" entre otros elementos.

1010617

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD