05-07-2020 / 19:20 h EFE

La titular de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, está dispuesta a velar por la buena reputación de las fuerzas armadas de su país, y por extensión, por la credibilidad del Estado y la democracia con un plan de choque para combatir el extremismo de derechas en las filas de la Bundeswehr.

En una entrevista en la televisión pública ARD, la ministra subrayó que se trata de una cuestión que afecta no sólo a las KSK (Fuerzas Especiales del Ejército) -para las que esta semana anunció una reforma drástica tras los escándalos que han salpicado a esta unidad de élite en relación con tendencias ultraderechistas-, sino a toda la Bundeswehr.

Y aún más allá, es una cuestión que afecta asimismo a otras fuerzas de seguridad y "al cabo del día, también a la credibilidad de este Estado".

Si aquellos que defienden una democracia fuerte han jurado la Constitución y están dispuestos a poner en riesgo su vida, "tienen en sus propias filas a hombres y mujeres que luchan contra esta Constitución, que son reconocidamente extremistas de derechas; eso pone en peligro la estabilidad de toda la democracia", advirtió.

En ese sentido, calificó de tarea de todos y en particular suya propia como de ministra de Defensa en combatir estas tendencias con todas sus consecuencias.

Para ello, hay que apoyar a aquellos que claramente no son de la ultraderecha y que son la mayoría, afirmó, y reorganizar el ámbito de la formación al completo, mejorar los controles sobre las KSK y su integración en la Bundeswehr.

Kramp-Karrenbauer se refirió en concreto a la disolución de una de las dos compañías en activo del comando de fuerzas especiales "que ha sido núcleo una y otra vez de escándalos" y a la reforma drástica de la otra hasta finales de octubre de este año.

"Las KSK tienen tareas especiales, eso está claro. Aún así, forman parte integral de la Bundeswehr, y nos hemos dado cuenta de que en algún que otro lugar al parecer eso se olvida", agregó.

DESAPARICIÓN DE MUNICIÓN Y EXPLOSIVOS

Otro de los aspectos controvertidos en relación con las KSK es la desaparición de 85.000 balas y 62 kilos de explosivos, de la que la ministra no supo dar una respuesta concluyente.

Señaló que por el momento no es posible dar una explicación clara y agregó que puede deberse a una "contabilidad chapucera" o a que la munición y los explosivos se quedarán sobre el terreno durante una misión, aunque reconoció que no se puede descartar que hayan sido sustraídos.

Por ello, se está realizando ahora un inventario general que llevará hasta final de año y que permitirá tener una panorámica de todo lo que almacenaban las KSK, indicó.

Preguntada por la existencia de un racismo estructural, Kramp-Karrenbauer subrayó la importancia de mantener en primer lugar un debate político "muy autocrítico" sobre la existencia de un racismo generalizado, con frecuencia "inconsciente".

Por lo que respecta a su ámbito de responsabilidad, la también presidenta saliente de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, Angela Merkel, aseguró que se está trabajando en conceptos para una mayor diversidad y pluralidad en la Bundeswehr.

ALEMANIA EN EL TERRENO INTERNACIONAL

Por otra parte, se refirió al papel de la Bundeswehr a nivel internacional y aseguró que Alemania es un "socio reconocido, en particular en la OTAN", así como por centrar parte de su trabajo en la formación de estructuras de seguridad propias en los países en los que lleva a cabo una misión militar.

Esto último es "muy, muy importante", porque "eso debe ser siempre el objetivo de nuestras misiones", subrayó.

En una batería de preguntas a responder en un minuto, Kramp-Karrenbauer comentó respecto a un ejército europeo común que "llevará todavía un poco de tiempo", y en cuanto a la abolición de armas nucleares, afirmó que éstas son necesarias "para la disuasión".

La ministra incidió algo más en este último tema y señaló que el concepto de la disuasión es hoy por hoy "necesario" para poder "negociar desde una posición de fuerza", sobre todo "en vista de la amenaza que representan las armas convencionales más nuevas y los los nuevos sistemas armamentísticos del futuro".

Eso no significa "que no deseemos todos" lograr en un futuro un mundo sin armas nucleares, matizó.

Por el momento, no obstante, se mostró a favor de que Alemania siga defendiendo el programa de "compartición nuclear" de la OTAN.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD