03-07-2020 / 14:40 h EFE

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha garantizado este viernes que las granjas intensivas seguirán estando sometidas a "las máximas exigencias ambientales" y ha lamentado que algunos "ámbitos políticos" estén "manipulando" a la ciudadanía.

"Las llamadas macrogranjas han estado, están y estarán sometidas a la máxima exigencia medioambiental", ha afirmado el consejero de Fomento y Medioambiente en respuesta a preguntas de los periodistas sobre la contestación social que están teniendo los proyectos de instalación de macrogranjas porcinas en la provincia de Palencia.

El consejero, que ha firmado este viernes en Paredes de Navas, en Palencia, un Protocolo Rehabitare para la rehabilitación y destino al alquiler social de viviendas en el medio rural, ha asegurado que el Decreto-Ley sobre impulso y simplificación de la actividad administrativa convalidado la semana pasada por las Cortes de Castilla y León "no afecta en absoluto a las llamadas macrogranajas" porque "no tiene nada que ver" con este tipo de proyectos que tendrán que seguir cumpliendo con las exigencias ambientales.

"Eso era así hace un año, lo es ahora y lo es dentro de un año", ha insistido, criticando que haya "ámbitos políticos" que se encarguen de "ensuciar, manipular y crear zozobra en la ciudadanía", haciendo "un flaco favor" a los intereses de Castilla y León porque dan una imagen de la comunidad que no se corresponde con la realidad.

"No ha habido ningún cambio normativo ni afectación", ha insistido, apuntando que además es normativa básica del Estado que la Junta no podría cambiar aunque quisiera y que las granjas intensivas seguirán sometidas autorización ambiental previa, la Evaluación de Impacto Ambiental y la necesaria Declaración de Impacto Ambiental favorable.

Por el contrario, el consejero ha querido aclarar que el Decreto Ley 4/2020 se ha aprobado para "luchar por la actividad económica" de forma que los "proyectos pequeños" que no están sometidos a autorización ambiental previa o a necesidad de informe de Red Natura 2000, es decir, que estén en lugares que no tienen valores significativos, necesitarán una declaración responsable con informe técnico en lugar de la licencia ambiental.

En este sentido Suárez-Quiñones ha aclarado que antes esos pequeños proyectos tenían que esperar meses a que se tramitase una licencia ambiental y ahora se podrán instalar de forma inmediata, "pero no libremente" ya tendrán que llevar un informe técnico que asegure que se cumplen los requisitos legales y cumplir unas exigencias ambientales mínimas que antes no estaban en la normativa

Con todo, el consejero ha defendido que el Decreto de Simplificación administrativa servirá para incrementar las garantías ambientales e impedir que la actividad económica se vaya a otra comunidad autónoma o que decida no establecerse por los plazos a cumplir.

Además, sobre la petición del PSOE de Palencia para que el proyecto que contempla la instalación de 14 macrogranjas de porcino en la comarca palentina del Boedo-Ojeda se contemple como un único proyecto ha animado a los socialistas a presentar las PNL que consideren necesarias "si quieren cambiar la normativa".

"En un estado de derecho se actúa conforme a la ley y si ese proyecto, por parte de los técnicos, cumple los requisitos ambientales tendrá una Evaluación de Impacto Ambiental favorable", ha sostenido el consejero.

Además ha insistido en que estos proyectos de granjas intensivas están sometidos a autorización ambiental de la Junta y a una Evaluación de Impacto Ambiental muy exigente en la que se analizan todos los condicionantes, incluida la existencia de otras industrias y "todos los efectos sinérgicos que tiene el ámbito donde se establezca".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD