02-07-2020 / 19:10 h EFE

El Servicio de Medicina Intensiva del Complejo Hospitalario de Soria ha dado esta mañana de alta al último paciente que permanecía ingresado por la COVID-19, un hombre de 55 años que ingresó en esta unidad el pasado 22 de junio, han informado este jueves fuentes de la administración autonómica.

La UCI ha atendido a 41 pacientes, de los cuales 23 fueron ingresados en el Servicio de Medicina Intensiva, 11 en el de Reanimación y 7 que tras su estabilización fueron trasladados a otros centros hospitalarios (uno al Hospital Universitario de Burgos, uno al Hospital de San Pedro, en Logroño, y el resto al Hospital Clínico y al Hospital Río Hortega, ambos en Valladolid).

La estancia media en la UCI ha sido de 38 días, siendo el menor tiempo de un día y el máximo de 95, y el 88 por ciento ha requerido ventilación mecánica asistida (respirador).

La noticia del alta del último paciente ingresado por ahora en el Servicio de Medicina Intensiva llena de satisfacción a sus profesionales, lo que no significa, como así han advertido, que el virus haya desaparecido.

Este servicio ha incidido en el hecho de que "todo el sufrimiento vivido durante estos meses no puede caer en el olvido, en especial viendo los diferentes brotes que están apareciendo en diferentes puntos del país. Todos tenemos la responsabilidad de evitar la transmisión del virus siguiendo las recomendaciones de las diferentes sociedades científicas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD