02-07-2020 / 17:31 h EFE

El centrocampista de la SD Ponferradina Pablo Larrea achacó a una "cuestión mental" la derrota encajada ante el CF Fuenlabrada (0-3) que supuso el segundo tropiezo como local del conjunto berciano después de más de ocho meses.

"No fue una cuestión física, sino una sensación mental, porque hicimos una muy buena primera parte, sobre todo en la primera media hora y quizá nos afectó el gol anulado a Kaxe y a partir de ahí el equipo bajó, por lo que después de intentar corregir fallos en el descanso no es comprensible el cambio del equipo", señaló en una comparecencia telemática.

El jugador madrileño cree que también influyó el "golpe anímico" que supuso la forma en cómo perdieron en Riazor ante el Deportivo, que les remontó en el descuento (2-1) a lo que se sumó que se adelantara en el marcador el conjunto madrileño después de haber merecido más premio antes del descanso.

Por ello, Larrea reconoció que hablaron en el vestuario antes de la sesión de entrenamiento de hoy para afrontar la cita del domingo en el Insular ante la UD Las Palmas con "la mente renovada, porque todos hubieramos firmado estar a estas alturas en la situación actual", dijo.

Las dos derrotas consecutivas han impedido a la Deportiva certificar la permanencia por lo que afrontarán, según el centrocampista, los partidos que quedan como "cinco finales", sin querer tener que jugárselo, por ejemplo, en la visita a Soria ante su exequipo, el CD Numancia.

"No me gustaría jugármela en Soria contra el Numancia y estoy convencido que los tres puntos que necesitamos van a llegar antes y solo les deseo que después ellos también se salven", comentó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD