01-07-2020 / 20:20 h EFE

El grafiti que desde hace más de 10 años lucía el edificio la Carbonería ha sido borrado para "preservar la esencia original" de la fachada, que está protegida, de este edificio de mediados del siglo XIX, considerado el primero del Eixample y ejemplo de la arquitectura de ese periodo.

Entre 2008 y 2014, la Casa Tarragó, conocida como la Carbonería, fue un edificio okupado y durante esos años se pintó en su fachada un gran mural en el que destacaba un gigantesco globo aerostático que se convirtió rápidamente en símbolo del movimiento okupa y ejemplo de arte urbano.

En 2016, el Ayuntamiento de Barcelona catalogó la fachada del edificio la Carbonería con un nivel de protección C, que prohíbe el derribo o la alteración de la volumetría de la fachada y obliga a "recuperar los materiales originales de la edificación para preservar su esencia original" al promotor privado de la obra, según han indicado fuentes municipales.

La comisión de Arte Público estimó que "esto es incompatible con la continuidad del grafiti", han indicado las mismas fuentes que han explicado que también se acordó "hacer un reportaje fotográfico para tenerlo documentado y estudiar conjuntamente con el promotor la incorporación de algún elemento que recordara el mural, la memoria del edificio y su vínculo con la evolución histórica y social del barrio" de Sant Antoni.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD