24-06-2020 / 16:30 h EFE

El sindicato ELA ha criticado este miércoles que la dirección de Iberdrola, en contra del criterio de todos los sindicatos, "obliga" a la plantilla a volver a sus puestos de trabajo de manera presencial desde el próximo 1 de julio.

En una nota, el sindicato ha considerado que con esta decisión la empresa "da la espalda a las recomendaciones gubernamentales" y "antepone el presencialismo al riesgo potencial" por el coronavirus y al derecho de conciliar.

La central ha señalado que la medida genera "consecuencias perjudiciales e innecesarias a la plantilla", por lo que ha advertido de que no descarta emprender acciones legales.

ELA ha explicado que hasta ahora cerca del 30 % del personal trabajaba de manera presencial por el tipo de trabajo que desempeña y el otro 70 % lo realizaba desde casa "en la modalidad de trabajo en remoto rotativo", dado que en el convenio de la eléctrica no está recogida la modalidad del teletrabajo.

Según el sindicato, desde las jefaturas se ha valorado positivamente "el buen hacer de la plantilla" en el período en el que parte del personal ha trabajado desde casa, pese a lo cual la empresa "obliga" a todos los trabajadores a una incorporación presencial.

ELA ha considerado, ante ello, que la dirección de Iberdrola transmite "una determinada imagen de compromiso a la opinión pública, que luego, de cara a la plantilla es muy diferente".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD