23-06-2020 / 20:31 h EFE

La ciudad de València ha celebrado una noche de san Juan atípica, sin hogueras ni celebraciones de grupos en la orilla del mar, ya que la Policía Local ha blindado los accesos a las playas para evitar aglomeraciones que puedan suponer un perjuicio para la salud pública.

Con el objetivo de evitar un repunte de contagios por el virus de la COVID-19, la Jefatura Superior del cuerpo ha puesto en marcha un dispositivo integrado por 92 agentes, 510 vallas, la unidad de Caballería y la de Drones para evitar el acceso y las celebraciones en las playas de la Malva-rosa, Cabanyal, Pinedo, El Saler y El Perellonet, han informado fuentes municipales.

"La pandemia no ha pasado, debemos seguir extremando las precauciones”, ha advertido el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano. quien ha apelado a la "la responsabilidad individual y colectiva. No debemos bajar la guardia, aunque finalice el Estado de Alarma, la pandemia no ha acabado".

A partir de las 29 horas se ha cerrado el acceso a las playas con la colocación de vallas y la vigilancia de unos 200 agentes desplegados en un dispositivo especial para evitar cualquier tipo de celebración en las playas de la ciudad.

El objetivo, según Aarón Cano, es evitar aglomeraciones que puedan suponer un repunte de contagios por no mantener distancias interpersonales de seguridad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD