18-06-2020 / 19:40 h EFE

La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) ha expresado hoy su "profundo desacuerdo, tanto en el fondo como en la forma" con la propuesta de mesa de diálogo del agua hecha por el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán.

En una carta remitida al dirigente autonómico, este colectivo considera un "error" que sea la nueva Comisión Permanente del Agua promovida por el Ejecutivo regional quien proponga la creación de la mesa y decida sobre las ponencias específicas sobre las que se articulará el debate.

Según asegura la coordinadora, este procedimiento priva de opinión a un sector "importante" de afectados por la gestión hidráulica no representados en la referida Comisión Permanente.

Los portavoces de COAGRET también ven "errónea" la designación de los cuatro expertos, "sin acreditar siquiera que lo sean", que, subrayan en la misiva, "representan los intereses de alguna de las partes con un relevante papel en el seno de las ponencias que se crearán".

Consideran que estos planteamientos previos no auguran acuerdos sino que, por el contrario, "se perfila un escenario de confrontación en el que previamente se han garantizado mayorías para unos intereses y concepciones frente a otros, entre los que nos contamos".

"En esas condiciones a nadie debería sorprender si, de mantenerse este formato de mesa de diálogo, los afectados por obras hidráulicas no nos sentáramos en esa pretendida mesa de diálogo", advierte COAGRET ante la invitación recibida por parte del presidente aragonés.

En su escrito, este colectivo insta a Lambán a cambiar la metodología y la propia mesa de diálogo, en línea con la experiencia positiva que supuso la Iniciativa Social de Mediación que arrancó en 2002 y que ha sido "altamente valorada como pionera en la resolución de conflictos como los que hoy seguimos afrontando".

A juicio de COAGRET, "se trata de avanzar en medidas que susciten consenso, como se hizo en los casos de Santaliestra y Matarraña", toda vez que añaden que son conscientes de que tales medidas existen "y pueden ayudar a superar los conflictos vigentes en Aragón".

Argumentan sus responsables, además, que estos conflictos "no se cerrarán mientras los afectados no sean reconocidos, escuchados y atendidos", entre ellos, los afectados por las obras del embalse de Biscarrués, desestimadas en primera instancia tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo que anuló el proyecto.

Consideran, además, que la mesa debe "reconocer y atender" otros conflictos existentes en Aragón, como los referidos a las obras de recrecimiento de Yesa, al embalse de Mularroya, a la conflictividad en el Matarraña o a la situación en el río Guadalope tras el cierre de la térmica de Andorra.

"Si el Gobierno aragonés apuesta realmente por una gestión sostenible de los recursos hídricos, con una adecuada adaptación al cambio climático, es necesario promover una iniciativa de mediación real, consensuando un mediador entre todas las partes en lugar de la propuesta planteada actualmente a los órganos de la Comisión del Agua, que en la práctica imposibilitará cualquier acuerdo", añade COAGRET.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD