17-06-2020 / 20:11 h EFE

Los agentes de la Guardia Civil que fueron tiroteados por el delincuente conocido como el Rambo de Requena durante la operación de búsqueda y captura llevada a cabo este mes en la provincia de Teruel se han personado como acusación particular en la causa.

Así lo ha confirmado a Efe su representante legal, el letrado Jorge Piedrafita, quien se ha mostrado convencido de que el detenido trató de matar a los agentes en el entorno de la población de Muniesa con disparos a la cabeza, y que la pericia de ambos no sólo impidió su muerte, sino que evitaron que pusiera en riesgo a los vecinos de la población.

El Rambo de Requena, un delincuente al que se le atribuyen robos violentos y asaltos en el entorno de la población valenciana que consta en su apodo, fue herido y detenido el pasado día 8, tras una búsqueda de días entre las provincias de Teruel y Valencia, después de herir a su vez a un guardia civil en Muniesa.

Ambos fueron trasladados con heridas de carácter grave a la UCI del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, aunque los dos evolucionan favorablemente de sus heridas.

Jorge Piedrafita ha explicado que con su acusación no sólo tratará de salvaguardar los intereses de los dos agentes tiroteados, sino que intentará que se reconozca el esfuerzo de todos los guardias que participaron en la búsqueda del Rambo de Requena, algunos fuera de su horario laboral.

Según este abogado, "todos estos agentes se volcaron en tratar de detener al Rambo de Requena poniendo en riesgo su propia vida para que se produjera la detención de la forma más rápida posible y salvaguardar la seguridad de los ciudadanos".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD