14-06-2020 / 17:50 h EFE

La 'nueva normalidad' futbolstica cambi el ambiente caldeado de un Deportivo-Sporting, declarado de alto riesgo, por la calma absoluta en los aledaos y la grada del Estadio Abanca-Riazor, que reabri sus puertas para los equipos, pero las mantuvo cerradas para los aficionados.

"Vamos a Riazor a ver al Dpor?", pregunt Lucas, de apenas dos aos y medio, decepcionado por la respuesta negativa de sus padres: el estadio sigue cerrado por ese 'bichito' que se llama coronavirus.

Al pequeo deportivista, que ya ha pisado el csped de Riazor para posar con los jugadores, no le qued ms remedio que ver el partido por la televisin.

Como l, el resto de los aficionados del Deportivo, que antes de la covid-19 lograba reunir a ms de 25.000 seguidores en su estadio, y tambin los del Sporting, que sola desplazar a la ciudad gallega a unos 2.000.

En un da normal de ftbol, los autobuses habran sido recibidos por una multitud dos horas antes del partido, probablemente con bengaleo, cnticos y mucho ruido, aplausos para unos, abucheos para otros. No en la nueva normalidad.

El Deportivo ni siquiera lleg al Estadio por donde suele hacerlo, el Paseo Martimo, y sus jugadores tampoco accedieron al campo por Tribuna, por la calle Manuel Murgua, sino por el Palacio de los Deportes, donde estn las taquillas que otro da presentaran cola y que esta vez no despacharon billetes.

Tampoco abri la tienda oficial del Deportivo, para la que sera da grande de ventas. S lo hicieron la mayora de las cafeteras de la zona, algunas con aficionados, pero a cuentagotas, comparado con las jornadas de ftbol previas al coronavirus.

Una veintena de deportivistas fueron testigos de la entrada de los buses de los equipos, primero del local y, pocos minutos despus, del visitante.

Otros seguidores escogieron una de las rampas de acceso a las localidades de Pabelln Superior para ver cmo se bajaban los jugadores de los autocares y accedan al csped.

Antes de cruzar la puerta, las dos expediciones, con mascarillas y guantes, pasaron el control de temperatura.

Dentro, la soledad de un Riazor sin pblico, aunque el speaker, Jos Luis Nez, se afanara para que lo escucharan los jugadores que estaban en el campo y los que se quedaron en la grada porque no estaban convocados.

En el palco, se situaron representantes de las directivas del Deportivo y del Sporting de Gijn. El resto de los asientos, vacos. Tras el minuto de silencio por las vctimas de la COVID-19, el baln ech a rodar sin ambiente de ftbol, del 'nuevo' ftbol.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD