14-06-2020 / 17:11 h EFE

El coronavirus ha robado este año a la villa pontevedresa de Ponteareas la posibilidad de disfrutar de sus tradicionales alfombras de flores durante el Corpus Christi pero el párroco de la localidad, Ángel Marzoa Rodríguez, se las ha ingeniado para que sí se celebre una pequeña procesión.

Ésa fue su propuesta adaptada a la nueva realidad, y aceptada tanto por el alcalde, Xosé Represas, como por la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra.

En el caso de los vecinos, han tenido que conformarse con lanzar flores y pétalos desde sus balcones y desde las aceras en señal de devoción.

Las alfombras ayudaron, tiempo ha, a convertir el Corpus Christi de Ponteareas en fiesta de interés turístico internacional.

La tradición, que tiene más de siglo y medio de antigüedad, perdura gracias al tesón de todos aquellos que trabajan en su confección, adultos a los que ayudan los niños en un claro ejemplo de voluntariedad y cooperación.

Aunque también los hay figurativos, la mayoría de los diseños suelen ser dibujos geométricos y, sea como fuere, sorprenden por su magnitud y su colorido. Basta con ver las fotos de otras ediciones para comprobarlo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD