14-06-2020 / 17:10 h EFE

La Policía foral ha logrado que un padre, que se había atrincherado con una hija de cuatro años, entregara a la niña después de una negociación que se prolongó durante tres horas.

Según ha informado la policía autonómica, los hechos se produjeron por la tarde en un domicilio de Artica, cuando el Centro de Mando y Coordinación recibió una llamada ciudadana que alertaba de que el ex marido de una vecina se había encerrado con una menor.

Hasta el lugar se desplazaron patrullas de seguridad ciudadana y un equipo negociador policial para tratar de que depusiera su actitud y entregara a la niña.

Después de una intervención que duró tres horas el varón salió del piso y entregó a la niña, momento en el que fue reducido y trasladado al CHN para valoración médica y psiquiátrica.

No ha sido la única intervención del equipo negociador en los últimos días, ya que las mismas fuentes informan de que el pasado miércoles, también en Artica, se recibió una llamada en la Policía Foral en la que se informaba que un hombre había expulsado de su vivienda a su mujer y sus cuatro hijos.

Cuando una patrulla de seguridad ciudadana se movilizó al lugar para conocer el caso y trasladarlos al centro de salud de Buztintxuri el varón se atrincheró en su casa y amenazó con tirarse por la ventana.

Se movilizó entonces un negociador policial y también al GIE (Grupo de Intervenciones Especiales), que contactaron durante hora y media con el padre a través de la puerta para su salida voluntaria, mientras que la Brigada Asistencial recogió denuncia a la víctima y se hizo cargo de la posterior investigación.

Además de estas dos intervenciones los equipos negociadores de la Policía Foral han intervenido este año en otras ocho ocasiones, motivadas por situaciones límite en las que ha habido que desarrollar técnicas de mediación para solventarlas positivamente.

Estas han sido algunas de las intervenciones de la Policía foral en las últimas horas, en las que agentes del cuerpo adscritos a las distintas comisarías territoriales han detenido este fin de semana a siete personas como posibles responsables de la comisión de diferentes delitos.

En Noáin y Mendavia se han detenido a dos varones de 33 y 41 años por quebrantamiento de la medida de alejamiento, y por delitos de lesiones se ha detenido a un hombre de 53 años en Alsasua y a otro de 22 en Cintruénigo. A este último también se le investiga como presunto autor de un delito de daños y otro de resistencia, desobediencia y atentado a agente de la autoridad.

Además en Pamplona se ha detenido a un menor de edad como posible autor de un delito de atentado a agente de la autoridad, cuando varias patrullas prestaron apoyo a la Policía Municipal de Pamplona para desalojar a un numeroso grupo de jóvenes que se habían concentrado en el parque de los enamorados, en el barrio de la Rochapea.

Al verse obligados a abandonar el lugar, los jóvenes se disgregaron por las calles aledañas comenzando a insultar a los agentes, romper papeleras, tirar contenedores y arrojar botellas a los vehículos policiales.

Un agente interceptó a uno de estos jóvenes y otro se dirigió hacia él intentando agredirle. Ambos emprendieron la huida siendo poco después detenido y trasladado a dependencias policiales.

Por otro lado, el Grupo de Policía Judicial de la comisaria de Tudela investiga al posible autor de un delito de lesiones ocurrido en Ablitas esta pasada noche.

El agresor ha causado heridas de distinta consideración a tres personas, dos de ellas por arma blanca. Después de la agresión, el presunto autor se había refugiado en una vivienda a la que el Grupo de Intervenciones Especiales de la Policía Foral (G.I.E) pudo acceder y le detuvo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD