13-06-2020 / 20:20 h EFE

Más de 15.000 personas han firmado una petición online en Marruecos para reclamar la reapertura del caso de Ilyas Tahir ante la aparición de nuevos indicios sobre las condiciones de la muerte hace un año de ese joven en un centro de menores en Almería.

Se trata de una iniciativa privada -escrita en francés- que fue lanzada hace 24 horas a través de la plataforma change.org, y a la que no se dirige a ningún destinatario concreto.

"Crimen enterrado bajo la sombra del racismo, exigimos la reapertura del caso de Ilyas Tahiri y que se haga justicia. Que se arreste a los oficiales/guardias vinculados a este incidente", indican los promotores de la iniciativa.

Tahiri, joven de 18 años de origen marroquí, falleció el 1 de julio de 2019 en el centro de menores Tierras de Oria del municipio almeriense de Oria, después de que cinco guardias de seguridad trataron entonces de inmovilizarle durante varios minutos.

El pasado mes de enero el Juzgado archivó la causa, al entender que no había indicios de responsabilidades penales por parte de los trabajadores investigados por la muerte de Ilyas.

No obstante, el abogado de la familia del joven ha presentado un recurso de apelación contra el auto de archivo del Juzgado de Purchena en el que afirma que la instrucción de la causa "quedó circunscrita a la verificación de la correcta aplicación del protocolo de contención".

El pasado miércoles, el diario El País publicó un vídeo del momento en el que se le practicó la inmovilización a Ilyas en el que, según este periódico, "no se percibe que el joven oponga resistencia de ningún modo".

En Marruecos, el caso fue recogido por la prensa, pero no ha habido hasta el momento ninguna reacción de las autoridades locales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD