12-06-2020 / 13:32 h EFE

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha defendido la "absoluta transparencia" en las cifras de fallecidos con coronavirus y ha asegurado que la disparidad de cifras no se debe a errores del Gobierno central o del aragonés, sino a los sistemas de información y a la dificultad de contabilizar a las personas que fallecen en este contexto de pandemia.

Así lo ha indicado en respuesta en el pleno a una pregunta del diputado de Vox Santiago Morón, quien ha preguntado a la consejera si la diferencia en el recuento de fallecidos entre el Gobierno central y Salud Pública se debe a errores de la Consejería de Sanidad o del ejecutivo de Pedro Sánchez.

En ese sentido, ha incidido en que recientemente el Gobierno ha rectificado el número de fallecidos en toda España y también en Aragón con razones "tan imprecisas" como la realización de análisis de series, validación de datos o eliminación de duplicados.

"La confusión en el número de fallecidos es alarmante", ha subrayado Morón, quien ha afirmado que según el INE, durante la pandemia el exceso de mortalidad ha sido de 43.945 personas en todo el país mientras que el sistema de monitorización de mortalidad diaria cifra los fallecidos en 43.260, las comunidades autónomas en 44.206, el Instituto de Salud Carlos III publica 27.940 muertos y el ministerio de Sanidad declara 27.236.

En el caso de Aragón, ha puesto como ejemplo las cifras a 27 de mayo, cuando se pasó de 859 fallecidos a 826.

Según el diputado de Vox, las críticas de la OMS son cada vez mayores y "todo por tapar una pésima gestión, con las cifras de muertos por millón más elevadas de todo el mundo", y a su juicio es "sorprendente" que las decisiones políticas adoptadas durante la pandemia se justifiquen en datos epidemiológicos cuando "no se pueden tener datos exactos, ni siquiera en el número de fallecidos".

"Esta falta de transparencia del Gobierno se acabará esclareciendo en los tribunales", ha aseverado Morón, quien ha pedido al Gobierno de Aragón que intente esclarecer las causas de muerte lo más posible, porque de lo contrario, "los paganos serán todos los aragoneses".

En su respuesta, la consejera ha insistido en que es "francamente complicado" distinguir entre personas fallecidas por COVID-19 o con el virus, y además estos datos tardan en generarse, de forma que cuando se actualizan pueden saltar fallecimientos de días pasados o incluso de la semana o mes anterior.

Ha explicado que cuando hay un fallecimiento, también de pacientes con COVID-19, no es posible saber la causa básica salvo en los casos muy concretos. "Lo habitual es que no se pueda distinguir si la causa de la muerte es por una enfermedad determinada o por otras múltiples causas".

A su juicio, es más apropiado hablar de fallecimientos de pacientes con el virus y no necesariamente por él. Además, los sistemas de información se ha tenido que adoptar a los sucesivos cambios, y por su propia complejidad, no hay un dato "inamovible".

Ha insistido en la absoluta transparencia en el volcado de datos desde el Salud al Ministerio, y por ello han recibido reiteradas felicitaciones, y que en ningún momento se han intentado "maquillar y ocultar".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD