07-06-2020 / 17:50 h EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha criticado hoy los "vaivenes" del gobierno español en el reparto del fondo COVID-19 para las autonomías, que a su juicio perjudican a Cataluña, y le ha exigido que facilite el acceso a 15.000 millones de forma urgente o será responsable de la "asfixia" de la comunidad.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este domingo, tras reunirse telemáticamente con los presidentes autonómicos, que el Consejo de Ministros aprobará el próximo 16 de junio el fondo COVID-19 para las comunidades autónomas de 16.000 millones de euros, a través de un real decreto, y empezará el reparto de un primer tramo de 6.000 millones este mismo mes.

En una rueda de prensa, Sánchez ha explicado que ese primer tramo se repartirá en función de criterios de gasto sanitario, a lo que también se dedicará un segundo tramo, de 3.000 millones de euros, a repartir en septiembre.

Un tercer tramo irá destinado a la inversión educativa, por valor de hasta 2.000 millones de euros, que se entregará en septiembre.

Y, por último, se distribuirán 5.000 millones de euros en noviembre solo para las comunidades autónomas de régimen común para compensar la caída de la actividad económica producida por la pandemia del coronavirus.

En su intervención en la reunión con Sánchez y el resto de presidentes, Torra ha denunciado que los "nuevos criterios" suponen para Cataluña pérdidas de decenas de millones de euros, según los cálculos realizados con el vicepresidente Pere Aragonès.

"Por qué siempre es Cataluña quien debe asumir todos los gastos", se ha preguntado Torra, quien también ha reivindicado un fondo para el transporte del doble o el triple de lo previsto, así como para educación, y ha añadido que "las promesas nos llegan recortadas, la situación es muy grave, vamos tarde y lentos".

El presidente de la Generalitat ha alertado a Sánchez sobre "la necesidad de tomar medidas económicas urgentes y de hacerlo ahora", ha criticado que las soluciones que propone el ejecutivo español sean "para finales de año o inicio del año próximo", y ha insistido en que no poder contar ahora con los recursos necesarios es "insoportable" para Cataluña y de gran gravedad.

"Si no se toman estas decisiones ahora, el gobierno de España será responsable de asfixiar a Cataluña y de entorpecer la recuperación económica”, ha manifestado el presidente de la Generalitat, que ha advertido: "Con nuestro presupuesto no podremos encarar las reclamaciones y comprometeremos las políticas sociales".

Por este motivo, Torra ha hecho a Sánchez una propuesta para que Cataluña consiga 15.000 millones, de los que 5.000 millones vendrían por la vía de transferencias directas del Estado por los gastos acreditados en inversión sanitaria.

También ha pedido que el gobierno español solicite al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en nombre de Cataluña, un préstamo de 5.000 millones, el 2% del PIB catalán, que daría liquidez inmediata y permitiría devolverlos al 0,1%.

Asimismo, ha propuesto subir al 1 % el techo de déficit, un incremento que supondría otros 2.500 millones de euros, y poder disponer de otros 2.500 millones del superávit y remanentes de los ayuntamientos.

Torra también ha lamentado "no haber obtenido respuesta" al documento que presentó hace 15 días a Sánchez con 40 medidas para reactivar la economía de Cataluña, y ha recordado que contiene muchas urgencias que "son esenciales y se tienen que abordar".

A partir de mañana, Barcelona y su área metropolitana pasarán a la fase 2 de la desescalada, igual que la región sanitaria de Lleida, mientras que el Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Pirineu-Aran alcanzan la fase 3, última antes de la nueva normalidad.

Mientras tanto, las regiones sanitarias de la Catalunya Central y Girona, así como las áreas de gestión asistencial del Penedès y del Garraf se mantendrán una semana más en fase dos.

Con este avance de fases, se agilizará más la apertura de los comercios y los negocios y ya se permitirá, entre otras cosas, el baño recreativo, sin franjas horarias pero con aforos controlados, en las playas de todo el litoral catalán, incluidas las de Barcelona, donde el ayuntamiento ha previsto instalar videosensores para evitar acumulaciones de bañistas.

La consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Mertitxell Budó, ha asegurado hoy que todavía no se ha decidido si se avanzará la entrada de las regiones sanitarias de Barcelona y Lleida a la fase 3 de desconfinamiento antes del 22 de junio si la pandemia evoluciona de manera favorable, tal y como apuntó ayer la consellera de Salud, Alba Vergès.

"Esta propuesta no me consta que haya pasado por el Procicat", ha dicho Budó, quien ha insistido en que esta semana el Govern trabajará en esta posibilidad, pero que todavía no se ha tomado ninguna decisión.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD