04-06-2020 / 22:20 h EFE

os Aires, 4 jun (EFECOM).- La crisis de la covid se deja notar en Argentina donde la actividad industrial registró en abril pasado un retroceso interanual del 33,5 %, y la construcción un 75,6 %, el peor resultado en casi tres décadas, según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Los datos muestran los efectos sobre el sector manufacturero de las medidas de aislamiento obligatorio por la COVID-19 que rigen en Argentina desde el 20 de marzo, aunque la actividad industrial ya se había deteriorado por la recesión que sufre Argentina desde hace dos años.

De acuerdo a las cifras oficiales, la producción manufacturera cayó en abril un 18,3 % respecto a los niveles de marzo, que ya había sido un mes de hundimiento para el sector.

En el acumulado del primer cuatrimestre, la actividad industrial argentina suma un descenso del 13,5 %.

En abril, todas las ramas industriales registraron caídas de producción, pero las más afectadas fueron la del automóvil (88,5 %), la fabricación de prendas de vestir, cuero y calzado (79,1 %), la de materiales para la construcción (70,7 %), las industrias metálicas básicas (65,2 %), la manufactura de tabaco (59,5 %), la industria textil (57,8 %) y la de maquinaria y equipo (45,1 %).

La menos dañada fue la industria de alimentos y bebidas, con una merma interanual del 1 %, ya que ese sector fue desde el inicio del confinamiento uno de los pocos exceptuados de las medidas de aislamiento obligatorio.

La pandemia ha afectado también a la construcción que anotó en el interanual de abril los peores datos en casi 30 años, con una caída del 75,6 %, según las cifras del Indec.

Según la fuente, el nivel de actividad del sector bajó en Argentina un 51,5 % frente a marzo y acumuló en el primer cuatrimestre del año un derrumbe interanual del 40,2 %.

Con el resultado verificado en abril, el indicador sumó veinte meses consecutivos con bajadas interanuales, pero la caída se ha profundizado con las medidas de aislamiento obligatorio que rigen en Argentina desde el 20 de marzo y que han paralizado las obras de construcción.

La magnitud del retroceso interanual del 75,6 % registrado en el cuarto mes del año es la mas alta desde 1993, cuando se inició la serie de mediciones oficiales de la actividad de la construcción, superando la tasa del 44,5 % de febrero de 2002, en el pico de la severa crisis económica, política y social que estalló a finales de 2001, y la caída del 47 % verificada en marzo último.

Por otra parte, los puestos de trabajo registrados en el sector privado que dependen de la construcción bajaron un 23,4 % interanual en marzo último hasta los 339.226, según los datos oficiales correspondientes a ese mes difundidos hoy por el Indec.

El pasado 14 de mayo, el Gobierno de Argentina presentó un plan de vivienda e infraestructura básica con el que buscará crear unos 750.000 empleos directos e indirectos en el sector de la construcción.

El plan quiere dinamizar la obra pública y privada y de todas las industrias relacionadas con la construcción e implicará una inversión este año de 28.992 millones de pesos (415,6 millones de dólares).

Pese al estímulo estatal, la consultora privada Ecolatina señaló que "la construcción será el sector de bienes más golpeado en 2020, cayendo en torno al 20 %".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD