02-06-2020 / 11:10 h EFE

Las autoridades de Bangladesh confirmaron este martes el primer fallecimiento por coronavirus registrado en uno de los campamentos de refugiados rohinyás del país, en los que viven unos 738.000 miembros de esa minoría que huyó de Birmania en agosto de 2017.

"Un hombre rohinyá murió de coronavirus en un centro de aislamiento del campo. Tenía 71 años de edad y enfermedades previas", informó a Efe Mahbubur Rahman, jefe de salud del distrito sureño de Cox's Bazar, donde se sitúa el mayor campo de refugiados del mundo.

Según Rahman, hasta la fecha se han detectado 29 casos positivos entre los refugiados rohinyás desde el pasado 14 de mayo cuando se detectó el primero.

"La primera muerte ha sido confirmada. Se trata de un hombre refugiado de 71 años y hasta ahora son 29 casos confirmados dentro del campo", confirmó asimismo

El portavoz en Cox's Bazar del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR), Louise Donovan, confirmó también la muerte y el número de casos confirmados en los campamentos al tiempo que alertó de que "las cifras continúan subiendo", pero aseguró que "todos los cooperantes trabajan las 24 horas del día para garantizar que las pruebas estén disponibles para los refugiados".

Además, subrayó que cuando es detectado un caso en el campamento es puesto en aislamiento y se rastrean sus contactos para ponerlos en cuarentena.

Rahman explicó que esos 29 casos se incluyen en los 702 registrados en el distrito de Cox's Bazar, donde han muerto 13 personas hasta el momento. En todo el país, el número de infectados roza los 50.000, de los que 672 fallecieron hasta este lunes.

"Hemos tomado todas las medidas posibles para prevenir el brote en el campamento y las comunidades locales, incluida la organización de centros de aislamiento y la sensibilización entre los refugiados acerca del virus", dijo Rahman.

Amnistía Internacional advirtió el pasado abril del peligro inminente que corrían las personas mayores que viven en los campamentos de refugiados de Bangladesh debido a la falta de información y atención sobre la pandemia de Covid-19, aunque las autoridades negaron dichas carencias.

Los campamentos rohinyás ya han sido testigos en otras ocasiones de brotes de enfermedades como el sarampión o la difteria, según la ONG Médicos Sin Fronteras.

Los aproximadamente 738.000 rohinyás refugiados en Bangladesh llegaron al país en agosto de 2017 huyendo de una ola de persecución y violencia por parte del Ejército del vecino Birmania, que la ONU calificó como un ejemplo de limpieza étnica y un posible genocidio, crímenes de lesa humanidad que investigan los tribunales internacionales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD