01-06-2020 / 15:12 h EFE

Santander celebra este lunes la festividad de la Virgen del Mar en el 41 aniversario de su nombramiento como patrona de la ciudad y 26 de la constitución de su Hermandad, una jornada marcada por las medidas sanitarias por la COVID y de recuerdo a las víctimas.

La alcaldesa, Gema Igual, ha presidido este mediodía la misa central de los actos festivos, que ha estado oficiada por el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge y ha sido retransmitida por Popular TV con el objetivo de que todos los vecinos pudieran seguirla en directo sin necesidad de desplazarse hasta San Román.

La regidora ha reconocido que se trata de una jornada "atípica y rara", ya que no ha podido celebrarse la procesión ni la comida de hermandad, aunque sí que se ha mantenido la eucaristía con el aforo indicado por las autoridades sanitarias y extremando las medidas de seguridad.

"Este año pedimos por todas las personas que han fallecido, para que pronto pase esta pandemia y para que el año que viene podamos realizar la celebración con normalidad", ha manifestado.

El obispo también ha recordado a las víctimas y ha agradecido a los que han trabajado en esta crisis sanitaria para que el virus haya repercutido en Cantabria menos que en otros lugares.

Gema Igual ha recalcado que la Virgen del Mar, patrona de Santander, es "muy querida por los santanderinos" por lo que, para cumplir con las medidas de seguridad exigidas, en la misa central se ha dividido la representatividad entre autoridades, Cabildo, Obispado, asociación de vecinos y hermandad y además se desarrollarán otros oficios a lo largo del día.

La alcaldesa ha querido también aprovechar este día para volver a agradecer "el trabajo de médicos, sanitarios, todo el personal de hospitales y residencias de mayores", y todas las personas que han contribuido para que ya Cantabria se encuentre en la fase 2 y "pensando en la 3", donde este tipo de celebraciones puedan tener lugar con más gente "y ya más cerca de la normalidad".

FIESTA CON RESTRICCIONES

La alcaldesa, los miembros de la Corporación santanderina que han acudido al acto y el Cabildo Catedralicio han renovado el voto a la virgen.

La fiesta, marcada por la actual crisis sanitaria, no ha incluido este año la tradicional procesión. Tampoco se ha celebrado la tradicional comida popular que organiza el Consistorio santanderino en la que cada año se dan cita cientos de vecinos.

Igualmente, la misa central y las eucaristías que se celebran a lo largo de toda la jornada se están llevando a cabo con las medidas de seguridad y aforo recomendadas por las autoridades sanitarias.

Durante todo el lunes, y desde primera hora de la mañana, los vecinos que lo deseen pueden acudir a la ofrenda floral, que igualmente cuenta con las medidas de distanciamiento necesarias insistiendo en la necesidad de acudir de forma escalonada.

Aunque la Virgen del Mar fue nombrada patrona de Santander hace ahora 41 años, la devoción es mucho más larga y se remonta varios siglos atrás, desde la aparición de la imagen a finales del siglo XIII o principios del XIV.

Con la celebración de hoy se cumple con un antiquísimo voto a cumplir por parte del Cabildo y el Ayuntamiento de la villa en el lunes siguiente a la Pascua de Pentecostés.

La imagen de la Virgen ha ejercido un extraordinario influjo en la ciudad de Santander y, a lo largo de la historia, en múltiples ocasiones se ha recurrido a ella para que intercediera ante situaciones que asolaban la ciudad, como una epidemia de peste en el año 1597 o una importante sequía en 1848.

Tras la misa, la alcaldesa ha agradecido el trabajo que un año más han llevado a cabo los vecinos de San Román y la Hermandad de la Virgen del mar, encabezada por su presidente Jesús Arroyo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD