28-05-2020 / 19:00 h EFE

Las obras de emergencia en la carretera A-333 entre Iznájar (Córdoba) y Villanueva de Tapia (Málaga), que resultó dañada por las lluvias caídas entre diciembre y enero pasados, están ejecutadas al 20 por ciento, ha informado este jueves la consejera de Fomento, Marifrán Carazo.

Carazo, que ha visitado estas obras iniciadas días antes de que se declarase el estado de alarma por el coronavirus, ha explicado que las lluvias ocasionaron problemas en la obra de drenaje transversal existente en esta vía, que es la salida natural a la autovía A-92 de toda la comarca norte de Málaga.

Esta obra de drenaje transversal, situada a la altura de la Cañada del Borbollón, evacua las aguas conectando dicha cañada aguas abajo hacia el arroyo Cerezo, y pasa por debajo tanto de la variante existente como del tramo principal de la A-333, ha informado la Junta en un comunicado.

La cantidad de agua caída generó un socavón en el tramo de la antigua variante, así como erosiones en el arcén y afecciones a la calzada de la carretera.

La repercusión de estos daños suponía un riesgo para la seguridad vial, por lo que se procedió al corte de tráfico sobre la antigua variante, además de la colocación de señales de indicación de peligro para la circulación.

La obra se centra en la sustitución de un primer tramo de cien metros de la obra de drenaje transversal existente por un tramo de encauzamiento del arroyo a cielo abierto, la reconstrucción de la chimenea de conexión y la ejecución de un sistema de contención que permita realizar la excavación provisional de manera segura tanto para la estabilidad de la carretera como para la seguridad de los trabajadores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD