28-05-2020 / 12:12 h EFE

Las orquestas de música prevén una particular “travesía por el desierto” durante este año debido a las secuelas de la pandemia de la COVID-19, según ha manifestado el bajista, guitarrista, Fabio Antonio Pérez, gerente de ‘Comunidad Vinilos’, que aglutina a diferentes grupos de Almería, entre ellos ‘Los Vinilos’.

Junto al cantante y guitarrista Javier Cortés, presidente de la entidad musical, manifiesta a Efe que los efectos negativos se están dejando notar ya en su actividad. “Estamos en el mes de mayo, el de las comuniones, cuando comienzan las bodas y se celebran muchas fiestas de pueblo. El año pasado pasamos de las 60 actuaciones, este mes tenemos dos, prácticamente lo hemos perdido todo”, dice.

Durante las semanas de cuarentena, no han podido actuar en directo o ensayar, aunque esto último no les preocupa tanto porque trabajan “todo el año y el repertorio está bien aprendido”, por lo que habitualmente cada uno se prepara en casa.

De hecho, apunta Cortés, estas semanas le han permitido “coger la guitarra y recuperar la necesidad de tocar por diversión, volver a componer y despejar la mente”. Pérez coincide, ha podido dedicar tiempo a su hija, que nació en diciembre, y “desconectar”.

“Tienes la cabeza en esto el cien por cien del tiempo, los 365 días del año, durante 12 años. Nos ha venido un poco bien este descanso”, dice Pérez, quien, no obstante, lamenta los miles de muertos en España.

Este viernes y el sábado tendrán sus primeros “bolos” con ‘Los Vinilos’, ofreciendo su repertorio habitual. “Hemos barajado la opción de ir en varios coches, con mascarillas, guantes y gel. A la hora de descargar los instrumentos, mantener un orden, que cada uno coja lo suyo y si necesita ayuda, extremar las precauciones”, explican.

Asimismo, una vez sobre el escenario, las medidas de prevención se mantendrán. “Los sitios en los que vamos a actuar son al aire libre, así que guardaremos la distancia entre nosotros y el público tiene que estar sentando. Hemos pensado también en conseguir mamparas, sobre todo para los cantantes”, añade Pérez.

Consideran que serán los chiringuitos y locales con amplias terrazas los que reclamarán más sus servicios. Así está ocurriendo en Almería y en la zona de Baza (Granada). “Espacios cerrados, nada por ahora”, inciden.

“Va a ser atravesar el desierto con una cantimplora para todos los grupos. La mayoría de los que nos dedicamos sólo a la música vamos a tener que buscar un trabajo para complementar las actuaciones, no va a ser posible vivir sólo de esto, al menos este año no. Las actuaciones que más compensan, en plazas de pueblo, festivales… Han sido suspendidas”, subraya Pérez.

Por ello, llega el momento de reinventarse. En el caso de ‘Comunidad Vinilos’, ya plantean reforzar el uso de Internet con actuaciones en directo en las que, por ejemplo, los espectadores puedan elegir previo pago qué temas quieren escuchar. “En realidad no es tanto para ganar dinero sino para mantener al grupo, el nombre y dar más promoción pensando en el año que viene, éste está perdido”, asevera Pérez.

Por ello, Cortés y Pérez esperan que la normalidad vuelva lo antes posible y reclaman a las administraciones que estén pendientes de los profesionales de este sector. “Igual que los músicos han estado apoyando desde los balcones durante el encierro y apoyando a la gente, que ahora sea al contrario”, concluyen.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD