26-05-2020 / 15:30 h EFE

El anuncio del Gobierno de que a partir del 1 de julio no exigirá cuarentena a los turistas extranjeros ha devuelto el optimismo a los hoteleros de la Costa del Sol, que este verano volverán a las monodosis y la cocina en vivo y ofrecerán animación en familia o seguir conciertos desde las terrazas.

Estas son algunas de las fórmulas ideadas por los empresarios para adaptarse al COVID-19, además de los protocolos de seguridad y limpieza, aunque serán los clientes los que determinen los productos que les transmiten más confianza, ha afirmado el presidente de la patronal hotelera de la Costa del Sol, Luis Callejón.

En un foro virtual organizado por la escuela hotelera Les Roches Marbella, Callejón ha señalado que se prevé que el 80 por ciento de los establecimientos esté abierto el próximo julio, con un "cambio de modelo" para adaptarse a la demanda del cliente.

El también presidente de la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos (FAHAT) considera que el "mejor sello" que pueden tener los hoteles es la "fidelidad" de los clientes y ha destacado la valentía de los empresarios que van a abrir porque prefieren "perder un poco a no hacer absolutamente nada".

A este respecto, ha augurado un retorno de los turistas "muy escalonado", y se ha referido a las previsiones del aeropuerto de Málaga, que espera un 20-25 por ciento de los vuelos que operó el pasado año en julio, un 30-35 por ciento en agosto y un 40 por ciento de la actividad en septiembre.

Ante el nuevo escenario, los hoteles se adaptan para garantizar la seguridad de clientes y trabajadores, con protocolos que ponen en valor la distancia social, la limpieza y la atención personalizada.

María Francisca Peñarroya, consejera delegada del complejo Holiday World, ubicado en Benalmádena, ha puesto en valor su ubicación "fuera de aglomeraciones", y la apertura de un hotel -de los cuatro- el 1 de julio, pero con las doce piscinas disponibles.

Además, van a reconducir la gestión del cliente a través de una aplicación web, habrá lectura de matrícula de todos los vehículos que entren al complejo, se ofrecerá animación en familia o en la hamaca y se emplearán monodosis en el restaurante.

Por su parte, Rafael Silva, director general de Hotel Sol House Costa del Sol, ubicado en Torremolinos, que espera reabrir a mediados de julio, ha indicado que se volverá a la cocina en vivo y se plantean actividades como un concierto en una de las piscinas del hotel para que los clientes lo disfruten desde el balcón de las habitaciones.

"Todo el contacto que perdemos con el cliente a través de las mamparas de separación, intentamos ganarlo a través de la experiencia de restauración", ha señalado.

El Gran Hotel Miramar, situado en Málaga capital, que reabrirá el 1 de junio, apuesta por atención personalizada y servicio "casi de mayordomía", así como restaurante a la carta, ha explicado su directora, Mariola Valladares.

Los participantes en el foro han coincidido en reclamar una mayor implicación al Gobierno con el turismo, un sector que aporta el 14 por ciento del PIB, y le han pedido que negocie acuerdos bilaterales como están haciendo Italia o Grecia.

En cuanto a la prolongación de la temporada más allá del verano, han citado el turismo sénior, corporativo y deportivo como los segmentos con más potencial si la climatología acompaña, dado que el calendario laboral y escolar no permite a la mayoría de la población alterar sus vacaciones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD