25-05-2020 / 17:31 h EFE

El gobierno alemn trata de contener la impaciencia de algunos "Lnder", decididos a acelerar la desescalada confiando en la madurez ciudadana, pese a la alarma ante los brotes de contagios surgidos tras aliviarse las restricciones.

No atenerse a las normas en un restaurante o en un oficio religioso puede generar nuevos casos, como ocurri en un comedor de Leer (centro) o en una comunidad baptista de Frncfort (oeste), record hoy el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert.

Catorce personas dieron positivo y ms de un centenar quedaron en cuarentena por comer o estar en contacto con quien estuvo en ese restaurante, cuyo nombre "Alte Scheune" -"Viejo granero"- ocupaba hoy los informativos de televisiones pblicas y privadas.

Asimismo, unos 107 fieles de una pequea comunidad baptista de Frncfort dieron positivo tras asistir a un oficio en ese centro de techos bajos y dimensiones al parecer insuficientes para garantizar el distanciamiento fsico

"Querer ir demasiado rpido puede echar por tierra los progresos logrados en diez semanas", insisti el portavoz gubernamental, para recordar las llamadas a la prudencia de la canciller, Angela Merkel.

Alemania tiene ahora 9.100 pacientes activos de los 178.570 casos verificados por el Instituto Robert Koch (RKI) desde que se certific el primer contagio con la COVID-19, el 27 de enero. La cifra de muertos est en 8.257; la de pacientes recuperados en 161.000 y el factor de reproduccin de la infeccin en 0,89.

Pero en la ciudad-estado de Berln se activ el semforo rojo tras ascender ese factor al 1,3. Hace una semana reabrieron los restaurantes, tericamente bajo estrictas normas -1,5 metros entre las mesas, se anotan los nombres de los comensales y en un mismo grupo no puede haber personas de ms de dos hogares.

En la prctica las normas se diluyen, sea en restaurantes o, ms an, en los picnics repartidos en parques o mrgenes de los canales berlineses, algunos con filas interminables de jvenes sentados junto a la orilla, con su msica, su bebida y su merienda.

Alemania, donde ni al principio se implant un confinamiento de la poblacin, lleva semanas reactivando gradualmente la vida comercial, escolar, de bares y restaurantes y, desde este lunes, tambin los hoteles.

En la calle no se aprecia ya apenas diferencia respecto a la "antigua normalidad", aunque siguen cerrados salas de conciertos, teatros y cines. Pero siguen habiendo impaciencias, mxime cuando el Gobierno se propone mantener la norma del distanciamiento fsico hasta el 5 de julio.

EL ESTE SE REBELA

Varios "Lnder" del este de Alemania, con bajos ndices de contagio por coronavirus, han desafiado las llamadas a la prudencia de Merkel y se proponen una reactivacin total de la vida pblica.

Primero fue el "Land" de Turingia, el nico del pas que gobierna un representante de La Izquierda, Bodo Ramelow, quien ya el domingo anunci su propsito de levantar las restricciones casi totalmente. Le sigui este lunes Sajonia, cuyo Gobierno regional lidera el conservador Michael Kretschmer, con un planteamiento parecido.

Ramelow, al frente de un tripartito con socialdemcratas y verdes de mayora precaria, ha topado ya con el rechazo de sus socios. Este lunes precis que su propsito no es olvidarse de la prudencia, sino trasladar la cuestin a la responsabilidad individual.

No se trata de que la gente salga a "abrazarse y olvidarse de las normas", dijo Ramelow, sino de confiar en su madurez. Kretschmer s cuenta con el apoyo de sus socios -socialdemcratas y verdes-, pero probablemente tendr que vrselas con su correligionaria, Merkel.

A LA ESPERA DE LA CITA CON LA CANCILLER

La gran coalicin posterg la sesin prevista este lunes del llamado "gabinete corona" o equipo gubernamental que se rene una o dos veces por semana para abordar posibles medidas ante la pandemia. La situacin no est "madura" para adoptar decisiones, dijo Seibert, ante insistentes preguntas acerca del caso de Turingia.

La sesin tendr lugar el mircoles, da en que, adems, Merkel tena programada de antemano una reunin con los lderes de los "Lnder" del este. La salida en solitario de Ramelow da a esa cita una relevancia mayor.

Hasta ahora, cada fase de relajacin de las restricciones por la pandemia ha sido consensuada entre el Gobierno federal y los poderes regionales, a los que compete implementar esas medidas.

En la prctica, eso ha implicado variaciones notables en cuanto a calendario, ritmo y rigurosidad en la aplicacin, de acuerdo a las reglas del federalismo alemn. "Cada 'Land' acta de acuerdo a sus criterios y especificidades", record hoy Seibert.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD