24-05-2020 / 14:20 h EFE

El acuerdo entre el Ayuntamiento de Barcelona y el Gremio de Restauración para que los chiringuitos de las playas puedan abrir este verano "salva los muebles de la temporada y evita la estampa de unas playas sin servicios legales" de restauración, según el presidente del Gremio, Roger Pallarols.

El acuerdo establece una rebaja del 75 % de las tasas municipales que pagan estos locales, la misma de la que se beneficiarán las terrazas de bares y restaurantes de la ciudad, y permite ampliar los espacios para adaptarlos a las condiciones de distancia física impuestas a consecuencia de la COVID-19.

A finales del pasado mes de abril, los operadores de los chiringuitos anunciaron que renunciaban a la temporada y que no abrirían este verano debido a la situación económica en la que les dejaba la pandemia, aunque ahora el acuerdo alcanzado con el consistorio permitirá que estos típicos locales del verano barcelonés se mantengan activos.

Las condiciones del acuerdo alcanzado anoche podrían mantenerse vigentes incluso durante la temporada de 2021, en el supuesto de que entonces continúen activadas las condiciones de excepcionalidad sanitaria.

En una nota de prensa, Pallarols ha señalado que, independientemente de la situación anómala creada este año por la emergencia sanitaria, "el modelo actual (de chiringuitos) no es viable", por lo que se han comprometido con la segunda teniente de alcalde, Janet Sanz, a un "replanteamiento integral del modelo de playas".

El acuerdo establece que la temporada acabará el 30 de noviembre y permite a los operadores decidir si quieren mantener abiertos los chiringuitos hasta esa fecha o desmontar las instalaciones el 30 de septiembre o el 31 de octubre.

De los 15 chiringuitos que hay en las playas catalanas, este verano únicamente abrirán 11, ya que los otros cuatro anunciaron su renuncia a principios de año, ha anunciado Pallerols.

Aunque la apertura se puede hacer efectiva a partir de mañana, la mayoría de chiringuitos que habían puesto a punto sus instalaciones antes de la declaración del estado de alarma optarán por abrir el próximo fin de semana, coincidiendo con el puente festivo en Barcelona de la Pascua Granada.

Los que por el contrario no habían adecuado sus instalaciones prevén abrir durante la primera quincena de junio.

El acuerdo alcanzado con el consistorio les permite mantener la capacidad de las terrazas (30 mesas y 120 sillas) ampliando la superficie, mientras que no modifica los espacios reservados para hamacas y parasoles.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD