24-05-2020 / 10:00 h EFE

Al menos siete mercenarios sirios contratados por Turquía para luchar en Libia murieron en las últimas horas en combates en el sur de Trípoli con las milicias bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, tutor del gobierno no reconocido en el este y hombre fuerte del país, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (SOHR).

Según la fuente, los mercenarios sirios perecieron en los frentes de Salah Al-Din, Al-Ramlah, Al-Hadabah Project y en los alrededores de la ciudad-estado de Misrata, aliada del Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA)

Y pertenecían a los grupos de oposición pro turcos “Al-Mu’tasim", "Sultan Murad", "Suqur Al-Shamal", "Al-Hamzat" y "Suleiman Shah”.

De acuerdo con las cifras de la SOHR, desde que hace cuatro meses comenzaran a desembarcar desde Turquía, un total de 318 mercenarios sirios han muerto en combates en Libia, entre ellos 18 menores.

Los enfrentamientos entre el GNA y las fuerzas del mariscal se recrudecieron el lunes después de que las milicias bajo el mando del gobierno de la ONU recuperaran la estratégica base de Al Watiya, clave en el asedio que desde hace 14 meses mantiene Hafter sobre la capital.

Según el portavoz de la fuerza conjunta GNA-Misrata, coronel Mohamad Ghenunu, en las últimas horas sus fuerzas han seguido avanzando en el eje sur de Trípoli, esencial tanto para la defensa como la conquista de la ciudad.

"Nuestras fuerzas recuperaron el control de las zonas militares de Yarmouk, Hamzat y Al Sawarij", próximas al estratégico aeropuerto internacional de Trípoli, en desuso desde 2014 y escenario anoche de intensos combates.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los diversos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

Desde que en abril de 2019 Hafter pusiera cerco a la capital para arrebatársela al GNA, -impuesto tres años antes por la ONU tras su fallido plan de paz- el enfrentamiento fratricida se ha tornado en un conflicto multinacional privatizado sin Ejércitos, librado por milicias locales y mercenarios extranjeros contratado por ambas partes.

Mientras el GNA tiene el apoyo de Turquía, Italia y Qatar, Hafter recibe el respaldo de de mercenarios rusos, sudaneses, chadianos y sirios, además de la ayuda económica y militar de Jordania, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Rusia y Francia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD