21-05-2020 / 22:30 h EFE

La Policía de Nicaragua detuvo este jueves a un grupo de vendedores ambulantes que ofrecían hojas de eucalipto como medicina natural y preventiva contra la pandemia del coronavirus SARS-coV-2, que causa el COVID-19.

Cuatro personas, dos mujeres y dos varones, fueron subidos a la patrulla policial, junto con hojas de eucalipto como evidencia, hacia una comisaría, según imágenes transmitidas por la plataforma digital "Artículo 66".

Los vendedores por cuenta propia explicaron a los periodistas que la policía detuvo a esas cuatro personas bajo el argumento de que la venta de hojas de eucalipto está prohibido en Nicaragua, además, que en el país no hay COVID-19.

La Policía Nacional aún no se pronuncia sobre la detención de esos cuatro vendedores informales.

Las hojas de eucalipto, que hasta el pasado fin de semana no valían nada, hoy son vendidas a precios que van desde los 0,3 dólares, hasta los 1,5 dólares.

Las hojas con sus ramas son vendidas en semáforos, mercados, junto a los bulevares, y hasta se ofrecen en entregas a domicilio.

Según la Fundación Centro Nacional de la Medicina Popular Tradicional, el eucalipto es: "descongestionante, antiséptico, antibronquítico, anticatarral, antitusivo, bactericida y balsámico", características ideales frente a neumonías y gripes.

El médico y cirujano José Antonio Vásquez, miembro de un equipo de especialistas que brindan teleconsultas sobre el COVID-19 de forma gratuita, ha reconocido las propiedades del eucalipto, pero ha explicado que una taza de té con ese ingrediente no mejorará a un paciente con el nuevo coronavirus.

La rapidez con la que los árboles de eucalipto en algunos bulevares de Managua y de otras ciudades pierden sus ramas, muestran cuánto los nicaragüenses lo asocian como arma efectiva ante el COVID-19.

El negocio de las hojas de eucalipto atrae hasta a los niños de los semáforos, pero también a las personas que no quieren pagar por algo que hace unos días tomaban gratis.

Eso ha provocado que la Policía Nacional realice rondas nocturnas para cuidar los árboles, algo que nunca habían hecho las autoridades, ni siquiera cuando aparecen empresas haciendo cortes prohibidos por la ley para cuidar los cables eléctricos.

En Nicaragua, el COVID-19 se ha cobrado la vida de al menos 17 personas y ha infectado a otras 254, según cifras del Ministerio de Salud.

En tanto, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 contabiliza un total de 351 muertos y 1.594 casos sospechosos de COVID-19.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD