20-05-2020 / 18:32 h EFE

La comisión parlamentaria de Estudio de las Políticas para Mejorar la Calidad de Vida de las Personas Mayores del Parlament ha celebrado este miércoles su sesión ordinaria del mes de mayo en la que los comparecientes han coincidido en reclamar un cambio en el modelo de atención.

En la sesión, celebrada telemáticamente, han intervenido los representantes del Consejo Consultivo de las Personas Mayores del Baix Llobregat, Mònica Cháves y Carlos Cháfer, la directora del Centro de Día para las Personas Mayores Marinada de Roda de Berà (Tarragona), Jerusalén Torra, y la presidenta del Comité de Ética de Servicios Sociales de Cataluña, María Begoña Román.

"Desgraciadamente, ha sido necesaria una pandemia para evidenciar la precariedad, la falta de recursos y de control y el gran negocio que hacen algunos con la cura de nuestros mayores, esperamos que lo que nos ha pasado nos lleve a un replanteamiento y un cambio de modelo en la gestión, control y funcionamiento de los centros residenciales y de día y de los servicios de atención domiciliaria que dignifique tanto a las personas cuidadas como a los que cuidan", ha subrayado Cháfer.

En el mismo sentido, Cháves ha denunciado las pocas plazas públicas en las residencias de ancianos, las largas listas de espera para acceder a ellas, así como las condiciones laborales de sus trabajadores, y ha lamentado que "las residencias son un negocio, así se conciben, donde el centro de todo no son las personas o su cuidado, sino hacer dinero".

Los miembros del Consejo Consultivo han insistido en el reclamo de una Ley de personas mayores que recoja todos los derechos y deberes de este colectivo, de la misma forma que hay leyes de infancia o juventud.

Por su parte, Torra ha explicado la experiencia de su centro de día, alabado por los diputados presentes, y ha destacado la óptica comunitaria de la institución que dirige, cuyos usuarios están en contacto con las entidades del municipio y el resto de vecinos de todas las edades.

"Tenemos que cambiar modelo lo que tenemos ahora está obsoleto, dejemos de decidir por las personas mayores, ellos tienen que decidir como quieren envejecer", ha subrayado Torra, que ha subrayado todas las dificultades y miedos vividos durante la pandemia que a pesar de no haber afectado a su centro con ningún fallecimiento ha asegurado que impactará emocionalmente y en sus niveles de dependencia.

En su turno, la presidenta del Comité de Ética de Servicios Sociales de Cataluña ha subrayado la importancia de "repensar las políticas de atención", haciendo hincapié en la necesidad de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector para poder ofrecer un mejor servicio, y ha avisado del riesgo que puede suponer que haya afán de lucro en ámbitos con altos niveles de vulnerabilidad social.

Román ha destacado la importancia de los comités de ética en el sector de la atención a las personas mayores, dado que instituciones como las residencias y los centros de días se han creado "a toda prisa" ante la extensión de la esperanza de vida y la longevidad de los ancianos, sin contar con "espacios de reflexión que se centren en mejorar la calidad de los usuarios y los profesionales".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD