18-05-2020 / 19:22 h EFE

La ciudad de Barcelona ha retomado este lunes los velatorios y ceremonias de despedida con un máximo de diez personas en espacios cerrados y quince en actos al aire libre, como en el caso de entierros.

Esta medida, petición del Ayuntamiento de Barcelona a los gobiernos catalán y español, se ha implementado el mismo día que la capital catalana ha entrado en la fase 0.5 de la desescalada.

El consistorio ha indicado en un comunicado que, por ahora, mantiene el precio máximo del servicio funerario básico requerido por la Generalitat durante la emergencia sanitaria y que, en el caso de Barcelona, se ha fijado en 2.450 euros tanto para incineración como para inhumación.

"Este servicio se tiene que considerar esencial y fundamental para poder despedir a los seres queridos que mueren en unas circunstancias complejas en el marco de la pandemia", ha explicado el presidente de Cementerios de Barcelona, el concejal Eloi Badia, quien ha remarcado la necesidad de garantizar "transparencia" en los precios.

En las últimas fases de la desescalada, Cementerios de Barcelona iniciará también las ceremonias para aquellas familias que hayan sufrido alguna muerte y que, dadas las restricciones de las últimas semanas, no hayan podido despedirse.

En estos momentos, la ciudad mantiene activo el protocolo de coordinación que impulsó en marzo cuando empezó la crisis sanitaria para actuar ante el incremento de fallecimientos y mitigar la sobrecarga de trabajo de los servicios hospitalarios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD