14-05-2020 / 14:22 h EFE

El primer juicio por la custodia de menores en el marco de una pareja homosexual en China podría celebrarse próximamente, indicó hoy el portal digital de noticias Sixth Tone.

Una mujer llamada Betty Zhang ha sido la primera en conseguir que un tribunal, en la ciudad de Zhoushan (este de China), acepte una demanda de este tipo en el país asiático, en el que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal.

Zhang y su pareja rompieron a finales de 2019 tras nueve años juntas desde que contrajeron matrimonio en Estados Unidos -no reconocido por las autoridades chinas-, país en el que se sometieron a un proceso de fecundación 'in vitro' tras el que cada una dio a luz a un bebé.

La pareja de Zhang le impidió ver a sus hijos después de echarla de casa y, cuando ésta acudió a la Policía, no solo le dijeron que no podían hacer nada sino que la amenazaron con detenerla si no se marchaba, tras lo que le exhortaron a presentar su caso ante la Justicia.

Todavía no se ha fijado una fecha para el juicio, previsto originalmente para este mes, ya que la ya expareja de Zhang ha solicitado que se celebre en Pekín, retrasando así los plazos establecidos.

La mujer de 35 años ha reclamado la custodia de ambos pequeños -un niño y una niña- pero asegura que lo único que quiere es tener "lo que tendría cualquier familia heterosexual", es decir, derecho a visitar periódicamente a los dos menores.

No obstante, según la ley china, Zhang solo tiene relación biológica con su hija, pero no con su hijo, ya que fue su pareja quien puso el óvulo y quien gestó ese embarazo, razón por la que no solo tiene pocas posibilidades de obtener la custodia del pequeño sino que incluso se le podrían denegar los derechos de visita.

100.000 NIÑOS CRIADOS POR FAMILIAS LGBTI

En los últimos años, miles de familias LGBTI han creado familias en China, ayudados por una red clandestina de agencias de gestación subrogada, una práctica que, al igual que los matrimonios homosexuales, no ha sido legalizada en el país asiático.

Según Hu Zhijun, director de PFLAG -la mayor organización LGBTI en China-, actualmente unos 100.000 niños están siendo criados por familias de ese colectivo en el país oriental.

El caso de Zhang ha generado una gran controversia en las redes sociales chinas, donde cada vez más voces se alzan reclamando al Gobierno que legalice los matrimonios homosexuales, y grupos como PFLAG creen que esta atención podría ayudar a convencer a los legisladores para que den pasos al respecto.

A finales de diciembre de 2019, un portavoz de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo) reveló en una rueda de prensa que la legalización del matrimonio homosexual era una de las peticiones más repetidas durante una campaña de participación ciudadana en la que la institución pidió opiniones sobre un nuevo Código Civil.

Según la organización pro derechos del colectivo LGBTI Advocacy China, unas 190.000 personas remitieron cartas a la ANP al respecto.

No obstante, unos meses antes otro portavoz de ese mismo organismo había afirmado que China no reconocería el matrimonio entre personas del mismo sexo, asegurando que esa institución está tradicionalmente vinculada a la unión entre un hombre y una mujer.

En 2015, un hombre de la provincia central de Hunan se querelló contra el Registro Civil de su ciudad exigiendo el derecho a casarse con su novio, aunque finalmente la Justicia falló en su contra en el que fue el primer caso judicial relativo al matrimonio homosexual en el país asiático.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD