14-05-2020 / 12:41 h EFE

El confinamiento ha reducido en un 20,5 % el consumo de agua en la Costa Brava durante los últimos dos meses en comparación con el mismo período de 2019, según informa el consorcio responsable de prestar este servicio, que destaca bajadas importantes en municipios turísticos como Lloret, Roses o Cadaqués.

La demanda no ha registrado este 2020 los habituales incrementos de consumo de los sábados y domingos ni de la Semana Santa, y tampoco se ha producido la tradicional tendencia generalizada al aumento que llegaba con el avance de la primavera.

La reducción en el consumo de agua se ha acentuado especialmente en la Costa Brava Sur (33,9 %) y Norte (32,1 %), mientras que apenas llega al 2,9 % en la Centro, aunque influyen circunstancias como un cambio de abastecimiento en Palafrugell, nuevas conexiones en Vidreres y la compensación que aportan las poblaciones menos turísticas.

En LLoret de Mar, Roses, Cadaqués y el núcleo de Empuriabrava, en Castelló d'Empúries, el pronunciado descenso superior al 20 % se debe a que su actividad principal está vinculada al sector de servicios.

El cierre de bares, restaurantes y hoteles por la pandemia de coronavirus ha provocado esa fuerte disminución, con algunos casos destacados.

Los municipios donde el descenso es más pronunciado son Cadaqués, donde alcanza el 53,4 %, y Empuriabrava, con una disminución del 37,3 %.

En el primero de estos municipios, se constata además que la reducción se intensifica con el paso de las semanas, ya que fue de un 24,9 % al inicio del confinamiento y del 72,6 % en la primera semana de mayo.

El Consorcio de la Costa Brava cree que la tendencia se mantendrá este mes, con una caída prevista entorno al 30 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD