13-05-2020 / 16:30 h EFE

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este miércoles que destinará 600 millones de libras (668 millones de euros) a controlar la infección del coronavirus en las residencias de ancianos del país, al admitir que la cifra de muertes en esos centros por la COVID-19 es "demasiado alta".

El jefe del Ejecutivo respondió hoy, en la sesión de preguntas al primer ministro en el Parlamento, a las cuestiones planteadas por el líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, sobre el número de infecciones y fallecimientos registrados en esas instituciones a causa de la pandemia.

Lo hizo un día después de que se conociera que los muertos a consecuencia del virus en residencias de Inglaterra y Gales durante la semana que terminó el pasado 1 de mayo representaron el 40 % del total de fatalidades relacionadas con el brote.

En concreto, según datos divulgados ayer por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), durante esos siete días, de las 6.035 muertes relacionadas con la COVID-19, unas 2.423 (el 40 % del total) se produjeron en esas residencias, frente a las 3.214 (53 %) ocurridas en hospitales.

Starmer reprochó al Ejecutivo su actuación "demasiado lenta para proteger a las personas en las residencias" y se refirió a unas declaraciones oficiales del Gobierno del pasado 12 de marzo en las que se indicaba que era "muy improbable" que los mayores que residían en esos centros se infectaran.

Johnson replicó que su Ejecutivo decretó el confinamiento en dichas instituciones antes de haberlo impuesto "a nivel general".

También subrayó que se lleva a cabo actualmente una "gran ejecución de test" de detección del virus al confirmar la nueva partida de 600 millones de libras para "controlar la infección en las residencias" de ancianos.

"Y sí, es absolutamente cierto que el número de muertos ha sido demasiado elevado pero puedo decir ante esta Cámara (la Baja), como ya le dije (a Starmer) la pasada semana y esta, que el número de brotes ha bajado y que el número de muertes en esos hogares es ahora bien conocido", apuntó el líder tory.

Por otro lado, Johnson consideró "prematuro" establecer comparaciones entre diferentes países sobre el número de vidas perdidas por la COVID-19.

"Todavía no tenemos esos datos. No voy a intentar fingir que esas cifras, cuando estén finalmente confirmadas, no serán otra cosa que profundamente horribles. Ha sido una epidemia devastadora", señaló en repuesta a Starmer, que preguntaba por qué el Ejecutivo ha dejado de proporcionar información comparativa entre diferentes países.

En un tono más positivo, el dirigente conservador remarcó que se está "rebajando el número de muertes" así como el "número de admisiones hospitalarias" relacionadas con la enfermedad.

A partir de hoy, el Reino Unido implementa la suavización de algunas de las restricciones impuestas hasta ahora para contener la propagación del coronavirus, si bien al Gobierno se le ha acusado de falta de claridad en la introducción de las nuevas normas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD