13-05-2020 / 15:51 h EFE

Brasil, que cuenta con uno de los mayores sistemas públicos de salud del mundo, con 180 millones de usuarios, necesita doblar sus inversiones en ese sector, hasta el 8 % del PIB, estimó la dirección del Sirio Libanés de Sao Paulo, considerado el hospital privado más reputado de América Latina.

"En una sociedad con las desigualdades de Brasil, nuestro modelo tiene que estar más cerca del modelo europeo, antes que del estadounidense, en el que una buena parte de la población no tiene atención médica", evaluó el director del hospital, Paulo Chapchap, en una entrevista con Efe.

El Sirio Libanés, centro en el que se trataron celebridades como Naomi Campbell y políticos como el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, está en la línea de frente del combate al COVID-19 en Brasil, donde los muertos por la enfermedad ya superan los 12.000.

Gestiona 550 camas públicas, de las que 80 son de Unidad de Cuidados Intensivos, repartidas en tres hospitales de Sao Paulo, la ciudad brasileña con más casos (47.700) y muertes por coronavirus (4.000).

El Sirio Libanés coordina además planes para evaluar la evolución de la enfermedad y brinda estrategias a más de 90 hospitales de referencia en Brasil para reducir tiempos de espera y mejorar la atención.

"Hay países europeos que ponen hasta el 10 % de su PIB (en Sanidad), en el que el Gobierno participa en el 80 % de ese montante. Nuestro Gobierno debería tener esa consciencia y poner el 8 % del PIB (actualmente es el 4 %), sumando las tres esferas (estatal, regional y municipal)", adujo Chapchap.

Ese dinero es además una inversión para la economía del país, pues "va a fomentar el complejo industrial de la salud", sostuvo el galeno, quien lamentó que haya que importar gran parte del material médico, sobre todo en situaciones de emergencia como la del coronavirus.

USAR CAMAS DE LOS PRIVADOS

El director del Sirio Libanés respaldó la iniciativa del alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, quien ha pedido a los hospitales privados que cedan camas a la red pública.

"Los primeros hospitales que respondieron fueron considerados suficientes, pero el alcalde está muy atento y posiblemente tendrá que hacer más llamamientos progresivos para que participemos de ese esfuerzo y el Sirio está atento a esa necesidad, y habiendo necesidad hará parte de ese esfuerzo", comentó Chapchap.

En el Sirio Libanés, los precios al público en general, sin convenio, pueden rondar los 5.000 dólares por una estancia de más de siete días en cuidados intensivos.

JÓVENES MÁS AFECTADOS

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención del comportamiento de la enfermedad en Brasil es que afecta a muchos más menores de 60 años que en los países europeos. Cerca de un 30 % de los fallecidos por coronavirus tiene menos de esa edad en el gigante suramericano.

Chapchap dijo desconocer si el virus ha mutado a una forma más agresiva y evaluó que "otra posibilidad es que tengamos unos jóvenes peor cuidados, con más enfermedades".

"Puede que tengamos más obesidad, diabetes o hipertensión no tratada", señaló.

Entre las ciudades que más le preocupan ante el avance del COVID-19 sitúa a Manaos, capital del estado de Amazonas, Rio de Janeiro, Belém (Pará), Sao Luis (Maranhao), y Sao Paulo, donde -alertó- la situación aún está controlada pero puede empeorar si sus 12 millones de habitantes aflojan el distanciamiento social.

El gerente del Sirio Libanés lamentó la actitud del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien ha estado en el centro de la polémica por minimizar el impacto de la enfermedad, a la que llegó a referirse en alguna ocasión como "gripita".

"Al minimizar la crisis, dificulta la adhesión de la población al distanciamiento social y a las medidas de protección necesarias para evitar al contagio", concluyó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD