13-05-2020 / 15:03 h EFE

La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, ha cifrado en 63.256.352 de euros el gasto ocasionado en la comunidad autónoma por la pandemia del coronavirus y en 163.921.311 euros la caída de ingresos prevista por el descenso de la actividad económica.

María Sánchez, en su comparecencia ante la comisión especial del COVID-19 del Parlamento de Cantabria, ha añadido que la previsión de caída de ingresos procedentes de transferencias del Estado "no es significativa" y ha explicado que, si se confirma que finalmente no llegarán a Cantabria 18 millones de los Fondos de políticas Activas de Empleo, la falta de este ingreso, junto con la merma en la recaudación de tributos propios y cedidos alcanzaría la cifra de 181.921.311 euros.

Además, ha apuntado que, el Estado ha garantizado la financiación de las entregas a cuenta lo cual supone un "esfuerzo que hay que agradecer" porque si se actualizarán las entregas con la previsión de crecimiento actual "Cantabria recibiría 500 millones de euros menos", lo que, en su opinión, "nos pondría en una situación muy complicada".

En su intervención, la consejera ha relatado que de los de los 63.256.352 euros gastados, 22,45 millones corresponden a gastos directos sanitarios (22,15) y sociosanitarios (0,3) y los 40,77 millones restantes a gastos indirectos ocasionados por la pandemia.

Tras apuntar que el impacto total de la pandemia sobre el presupuesto de Cantabria es de 540 millones de euros, la consejera ha matizado que con ingresos adicionales como los 10 millones de los fondos aprobados hasta ahora del Gobierno de España; 30 millones de los fondos FEDER que "se van a reprogramar y dirigir a gasto sanitario por el COVID 19"; 24 millones de Fondo Social Europeo con los que se va a hacer lo mismo; el impacto total en el presupuesto global sería aproximadamente de 497 millones.

No obstante, ha subrayado que la cifra definitiva dependerá de la ejecución final tanto del presupuesto de gastos como de ingresos, así como la posibilidad de reasignar los créditos presupuestarios a las necesidades derivadas de esta crisis sanitaria, social y económica.

Sánchez, aunque ha reconocido que algunas de las medidas anunciadas por el Gobierno para hacer frente a las consecuencias de la pandemia provocaran algunas "tensiones en Tesorería", ha subrayado que algunas de iniciativas tendrán un impacto económico "cero" sobre el Presupuesto porque se financian con transferencias entre la distintas consejerías o con recursos provenientes del Estado.

Entre estos, ha aludido a los 8 millones del Plan de Choque municipal que, según ha anunciado, se pagará en el segundo semestre del año. Y, además, ha valorado el impacto económico de 110 millones que tendrá en próximos ejercicios la ampliación de la garantía de la línea de avales del Estado que "permite facilitar el acceso al crédito a las empresas y autónomos de la región".

Y, en cuanto a la previsión de endeudamiento, la consejera ha considerado que para afrontar el desafío económico derivado del COVID 19, "será preciso obtener una buena cantidad de recursos, muy por encima de los contemplados en el Presupuesto".

No obstante, ha considerado que la situación financiera de la Comunidad es "razonablemente satisfactoria" lo que permitirá tramitar una ley de crédito extraordinario o de suplemento de crédito por un importe, pendiente de determinar en estos momentos en función de la evolución de la situación, de entre 300 y 500 millones de euros, lo que supondría un 2,31 % del PIB registrado en 2019, en el primer caso, y un 3,85 %, en el segundo.

El portavoz de Vox, Cristobal Palacio ha señalado que con una caída de ingresos estima de 180 millones de euros, "que el presidente Miguel Ángel Revilla dice que será de 300", el "agujero" en las cuentas públicas será de 450 millones, si se tiene en cuenta que "ya existía un desfase de 150 millones entre el gasto real y el presupuestado".

Y, además, ha subrayado que "el sistema de préstamos ICO no está funcionando", como considera que ya ha reconocido la propia CEOE-Cepyme; una crítica en la que también ha incidido el diputado de Ciudadanos Félix Álvarez, para quien incrementar su cuantía "no sirve de nada mientras se dificulte a autónomos y pymes el acceso a los créditos".

Para ellos, "la liquidez es necesaria y tiene que ser inmediata", ha subrayado Álvarez, quien con una bajada de ingresos de 180 millones, una caída del PIB que puede estar en un 10 % y una merma en los ingresos provenientes del Estado, no ve "cómo Cantabria puede asumir un déficit que puede rondar los 400 ó 450 millones de euros".

Por su parte, el diputado popular Íñigo Fernández, al igual que Álvarez y Palacio, ha criticado que la consejera hable de "impacto cero" en el presupuesto o de que "gasto soporta gasto", al aludir al cambio de destino de partidas presupuestarias; además de compartir con el resto de la oposición que el Plan de Choque aprobado por el Ejecutivo es insuficiente, porque "no hay movilización de recursos públicos".

En opinión de Fernández, la consejera de Economía y Hacienda esta demostrando durante esta crisis del COVID-19 que "está desbordada por la situación" y se desenvuelve transmitiendo que "carece de visión general y de una hoja de ruta para hacerla frente".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD