13-05-2020 / 13:44 h EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha decidido que los juicios suspendidos sean los primeros en celebrarse una vez que se levantes las restricciones por la pandemia de la COVID-19 y que los jueces de la región tomen vacaciones al menos una quincena en agosto, para concentrar las actuaciones judiciales en los meses de julio y septiembre.

Estas medidas forman parte del reajuste del plan de reactivación de la actividad judicial adoptado por la Sala de Gobierno del TSJC, reunida esta semana, a los criterios y orientaciones que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó el pasado lunes.

Como consecuencia de este reajuste, según ha informado el TSJC en un comunicado, también se ha revisado el protocolo para coordinar las agendas de señalamientos y el uso de las salas de vistas.

Entre otras novedades, se ha establecido que una vez que se levante la suspensión de plazos y términos -ahora vigente- y hasta el 31 de agosto se celebrarán, en sesiones de mañana y tarde, las actuaciones urgentes –que ya se vienen celebrando- y aquellas que quedaron suspendidas por la declaración del estado de alarma.

En su reunión, el órgano de gobierno de los jueces en Cantabria también ha establecido para la elaboración del plan de vacaciones unos criterios acordes con la recomendación del CGPJ de que se evite la celebración de vistas en agosto.

Así, los jueces y juezas de Cantabria deberán tomar vacaciones al menos una quincena en agosto, con el fin de concentrar actuaciones en los meses de julio y septiembre.

Junto a ello, la Sala de Gobierno ha dejado sin efecto el borrador de pautas para la celebración de actuaciones telemáticas que aprobó en su reunión de la pasada semana, ya que el CGPJ tiene previsto aprobar una Guía de Celebración de Actos Procesales Telemáticos de aplicación en todo el territorio nacional.

No obstante, el TSJC señala que en todo caso durante la práctica de actuaciones telemáticas quedará garantizado el principio de publicidad de las actuaciones judiciales en los mismos términos que cuando se celebran en régimen presencial.

En el mismo sentido, se garantizará la presencia de los medios de comunicación acreditados en las citadas actuaciones telemáticas.

Con el nuevo texto, la fase 1 finalizará el 2 de junio y los turnos rotatorios que han estado vigentes desde el comienzo del estado de alarma quedan eliminados.

Ahora, cada juez y jueza acude a su juzgado para la práctica de las comparecencias o vistas que así lo requieran, si bien se sigue utilizando el trabajo en remoto para todas aquellas actuaciones y trámites que lo permitan.

Todo ello, teniendo en cuenta que se encuentran suspendidos los plazos y términos de modo que las actuaciones judiciales que se están practicando en la actualidad son aquellas que han sido consideradas de carácter esencial por el CGPJ.

La fase 2 del Plan de Reactivación de Cantabria comenzará el 2 de junio y se extenderá hasta tres meses después del levantamiento del estado de alarma. En ella, el régimen será de presencia generalizada si bien se seguirá utilizando el trabajo en remoto cuando sea posible.

Tanto en la fase 1 como en la fase 2 se contempla la excepción para aquellos miembros del colectivo judicial considerados de especial sensibilidad.

Junto a ello, el Plan establece que una vez que se levante la suspensión de plazos y términos y hasta el 31 de agosto se celebrarán los juicios considerados urgentes o inaplazables –que no han dejado de realizarse- y aquellos que han tenido que ser suspendidos por el estado de alarma.

El reajuste ha conllevado la revisión del borrador de protocolo que definió la pasada semana la Sala de Gobierno para la coordinación de las agendas de señalamientos y el uso de las salas de vistas.

Entre las novedades, se establece un canal de comunicación ágil con los profesionales que colaboran en la administración de justicia con el fin de que cualquier incidencia que adviertan sobre los señalamientos la comuniquen a la presidencia del TSJ a través de los colegios profesionales y se pueda dar traslado al órgano afectado para su solución.

Además, se fija que los juicios de tarde serán los de menor duración y número de intervinientes, y se establece que los juzgados de instrucción, a la hora de fijar los señalamientos de juicio rápido en los juzgados de lo penal, deberán contemplar un margen de quince minutos entre la finalización de una vista y el comienzo de otra para proceder a la limpieza de las superficies de la sala.

En cuanto a la recomendación del CGPJ de limitar la celebración de vistas orales durante el mes de agosto pese a haber sido declarado parcialmente hábil, la Sala de Gobierno de TSJC ha establecido unos criterios según los cuales se deben concentrar las vacaciones del colectivo judicial en agosto –preferentemente en la primera quincena-, con el fin de intensificar la celebración de vistas y comparecencias en los meses de julio y septiembre.

No obstante, deben quedar debidamente cubiertas las salas de vacaciones de los órganos colegiados, el servicio de guardia de los juzgados de instrucción y todos aquellos órganos judiciales que sean necesarios para atender las actuaciones urgentes, concluye el TSJC.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD