12-05-2020 / 15:30 h EFE

La empresa Veiasa ha puesto en marcha un plan de contingencia para asumir las inspecciones técnicas de los 654.852 vehículos que se han acumulado desde que suspendió su actividad por el estado de alarma con un nuevo modelo de frecuencia de revisión de vehículos, y prevé volver a la normalidad en cinco meses.

Las estaciones ITV de Andalucía, gestionadas por la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía, dependiente de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, volvieron este lunes a prestar servicio, salvo las de Málaga y Granada por estar estas dos provincias en la fase 0, ha informado en un comunicado dicha Consejería.

Durante todo este tiempo, las 70 estaciones ITV fijas y las 16 unidades móviles que la empresa gestiona en Andalucía han dejado de realizar 654.852 inspecciones, cifra en la que se incluyen todos los vehículos que deberían haber pasado inspección entre el 16 de marzo y el 10 de mayo.

Para evitar el colapso en las estaciones de ITV de toda España el Gobierno estableció una moratoria para todas estas caducidades, que conllevará una ampliación del tiempo para pasar la ITV de más de un mes, fecha que se incrementará dependiendo de la semana del estado de alarma en que caducó la inspección.

Por su parte Veiasa, ha puesto en marcha medidas encaminadas al aumento de la capacidad productiva en las estaciones ITV, entre ellas un nuevo modelo en la frecuencia de revisión de vehículos, hasta ahora basado en parámetros de tiempo, y ahora los análisis se realizarán en arrastre, esto es, pasando uno tras otro de manera continuada, lo que permitirá aumentar sensiblemente el número de revisiones.

Para proteger la salud de los trabajadores y de los clientes, se han instalado mamparas protectoras en todos los puestos de atención al cliente, se han distribuido mascarillas entre todos los trabajadores y es obligatorio que los clientes acudan a la ITV con mascarilla sin válvula.

Además, cuando los centros de ITV abran sus puertas al público, sólo se va a atender a clientes con cita previa, con lo que desaparecerán las colas en las estaciones, y también se limita el aforo de clientes en las oficinas.

Otra novedad es que, con el fin de limitar los posibles contagios, el personal inspector no tendrá que acceder al habitáculo interior del vehículo, y será el conductor será el encargado de revisar los puntos siguiendo las instrucciones de los operarios.

También se prevé la exención temporal de la lectura de OBD para la prueba de emisión de gases (salvo en camiones Euro VI diésel o ante la imposibilidad de medida física), que desde septiembre de 2018 es obligatoria en todos los vehículos ligeros Euro 5 y Euro 6 y en los pesados Euro VI, a través del sistema de diagnóstico a bordo.

Veiasa ha destacado su compromiso con el mantenimiento de los aproximadamente 1.500 puestos de trabajo y ha subrayado que, a pesar del período extenso de inactividad, esta empresa pública no ha realizado un ERTE y ha implantando el teletrabajo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD