12-05-2020 / 13:53 h EFE

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a tres jóvenes investigados por delitos de estafa cometidos por internet, chavales que ejercían de "mulas informáticas" y que recibían el producto estafado, lo revendían y enviaban el dinero de la venta a la cúpula de la red, ubicada en Nigeria.

En el marco de la operación Homux, los agentes han puesto a disposición judicial como investigados a tres jóvenes de entre 18 y 24 años, vecinos de Atarfe y Chauchina (Granada) y sin antecedentes, acusados de un delito de estafa cometido a través de internet.

Según ha informado en un comunicado este cuerpo armado, las ventas de los productos estafados se hacían desde un portal de anuncios de compraventa también en internet.

Los investigados actuaban como "mulas informáticas", tareas desempeñadas principalmente por jóvenes que quieren ganar dinero rápido a través de internet y que se prestan a abrir una cuenta bancaria a su nombre para que la utilice la organización criminal especializada en estafas.

En otros casos, estas "mulas" son las que reciben el producto estafado, lo revenden y envían el dinero ya blanqueado al cabecilla de la organización en Nigeria.

En esta organización, el estafador se ponía en contacto con el vendedor, aceptaba el precio de venta sin regatear y acordaba con él que le abonaría el producto a través de la aplicación Wallapay.

Inmediatamente después, el vendedor recibe un correo electrónico supuestamente de esta aplicación en el que se indica que el dinero se había enviado pero que se encuentra retenido hasta la recepción del producto, un mensaje que parece original y al que incluían el escudo de la Guardia Civil y un supuesto mensaje de este cuerpo.

El vendedor enviaba entonces el producto a una de las "mulas", responsable de revenderlo en el mercado de segunda mano, ya sea en tiendas de compraventa o nuevamente a través de internet, y de enviar el dinero obtenido, menos su comisión, a un cabecilla que lo recibe en Nigeria.

Los agentes del Equipo de Delitos Tecnológicos de la Guardia Civil iniciaron la operación tras la denuncia de un vecino de Salamanca que decía haber sido estafado en la venta de un equipo fotográfico y averiguó que los investigados lo recibieron, lo vendieron en otro portal y enviaron el dinero hasta el país africano.

La Guardia Civil ha recordado la necesidad de verificar las transacciones en Internet y de aumentar las precauciones, especialmente con el repunte de ventas en línea durante el confinamiento.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD