08-05-2020 / 21:50 h EFE

El Ministerio de Sanidad ha dado esta tarde luz verde al plan de desescalada de la Junta de Castilla y León, uno de los más prudentes del país, al impedir el paso a la fase 1 de todas sus capitales de provincia, pero ha limitado finalmente este paso a 26 las zonas básicas de salud -53.000 habitantes- y no a las 39 -78.000 habitantes- que había propuesto esta Comunidad en última instancia.

En términos porcentuales la variación es mínima, ya que la finalmente afectada implica que sólo el 2,2 por ciento de la población pasa a la fase 1 de la desescalada, mientras que la otra superaba ligeramente el 3 por ciento, por lo que casi toda la población de Castilla y León permanecerá el lunes en las mismas condiciones que ahora, en la denominada fase 0.

Así lo ha confirmado el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, en la rueda de prensa posterior al vespertino Consejo Interterritorial, en la que ha apelado a las "idiosincrasias particulares" de Castilla y León para optar por esta fórmula de división territorial, en lugar de optar por la provincia como han hecho otros territorios.

Simón ha reconocido que se ha producido una "discusión intensa" entre los responsables del Ministerio de Sanidad y los de la Junta de Castilla y León, aunque en todo momento tanto él como el ministro de Sanidad, Salvador Illa, han insistido en que se trata de decisiones técnicas, basadas en los criterios epidemiológicos y asistenciales. "Esto no es una carrera", ha recalcado el ministro.

Fuentes de la Consejería de Sanidad han explicado que no han recibido la información sobre la limitación del plan presentado por la Junta antes de la rueda de prensa de Illa y Simón, por lo que han conocido la decisión final del Ministerio a través de los medios de comunicación.

Sobre las razones que pueden haber llevado al Ministerio a restringir las zonas básicas de salud de Castilla y León que pasan a fase 1, Simón ha expresado en términos generales que en los casos en los que "la duda era más de lo razonable, al final se ha decidido no proponerlos".

Puede ser el caso de las trece zonas rurales que había propuesto la Junta de Castilla y León en última instancia, pero que se quedan fuera, lo que afecta a una población cercana a 25.000 vecinos en varias provincias, que durante unas horas han tenido la perspectiva de pasar a fase 1 de desescalada, pero finalmente permanecerán en fase 0 como la mayor parte de la Comunidad de Castilla y León.

De hecho, según los datos aportados por el Ministerio, las 26 zonas básicas de salud que pasan a fase 1 son seis en Burgos (Valle de Losa, Sedano, Espinosa de los Monteros, Quintanar de la Sierra, Pampliega y Valle de Mena), tres en León (Matallana de Torío, Riaños y Truchas), siete en Zamora (Corrales del Vino, Alcañices, Santibáñez Vidrial, Villalpando, Alta Sanabria, Tábara y Carbajales de Alba), una en Palencia (Torquemada), tres en Valladolid (Alaejos, Esguevillas y Mayorga de Campos), una en Ávila (Muñico), cuatro en Salamanca (Robleda, Miranda del Castañar, Lumbrales y Aldeadávila de la Ribera) y una en Soria (San Pedro Manrique).

En la misma rueda de prensa, preguntado por el caso del enclave de Treviño, el ministro se ha referido a que el decreto de declaración del estado de alarma aprobado ayer en el Congreso de los Diputados y que se publicará mañana en el BOE trata al enclave burgalés como al resto existentes en España, en el sentido de que desescalarán junto con la unidad territorial que les circunda, en este caso con la provincia de Álava.

Horas antes, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, había sorprendido con la incorporación de hasta 13 nuevas zonas básicas de salud que en los últimos días habían presentado buenos indicadores sobre la evolución de los contagios, pero finalmente no progresarán en este momento.

Casado ha explicado que cada semana propondrán al Ministerio nuevas zonas que cumplan con no tener ningún nuevo contagio en 7 días, con especial cuidado y prudencia, para lo que cada zona de salud tendrá un responsable epidemiológico.

"Mejor esperar dos semanas más e ir seguro", ha planteado Casado ante el resto de las áreas de salud, incluidas las capitales de provincia, que no pasarán el lunes a la fase uno en la Comunidad.

EL MINISTERIO VALORA EL TRABAJO MUY SERIO DE LA COMUNIDAD

Casado ha asegurado que en su reunión de anoche con el Ministerio de Sanidad, éste valoró el "trabajo muy serio" de Castilla y León a la hora de abordar la desescalada en territorios diferenciados, en función de criterios técnicos y epidemiológicos.

La titular de Sanidad ha confiado en que el plan propuesto por su departamento para el lunes próximo, actualizado con hasta 39 zonas básicas de salud y 78.000 ciudadanos que pasarían a fase 1, sea aprobado porque el Ministerio vio "muy preparados" los cálculos de la Junta.

Pese a las reiteradas preguntas sobre lo que pueda ocurrir con el avance de fase por la vecina Comunidad de Madrid y su incidencia sobre Castilla y León, Casado ha insistido en que la reunión de ayer no abordó cuestiones de otras autonomías y ha valorado que sus interlocutores, entre otros el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, fueron "muy receptivos" con los planteamientos de la Junta.

DOMAR LA INCIDENCIA SE RESISTE: OTROS 762 CASOS PROBABLES ESTE VIERNES

Y Castilla y León ha vuelto a sumar 762 nuevos casos probables por coronavirus en 24 horas, tras los 950, 708 y 838 de los días anteriores, anotados a través de Atención Primaria, tanto positivos como sospechosos, lo que indica que "tenemos mucho coronavirus circulando" y que "nos cuesta bajar de esa nueva incidencia".

Casado, a preguntas de los periodistas, ha atribuido ese incremento a que se están haciendo muchos más test, y los que salen positivos en anticuerpos se confirman con moleculares, para ver si se tiene en ese momento la enfermedad.

Los casos de confirmados por test molecular, que son ya 17.716, 91 más que ayer, también siguen estando en torno a ese centenar diario, con 105 ayer, 90 el día anterior y 98 el martes.

"Nos cuesta bajar esa nueva incidencia", ha sostenido la consejera en la rueda de prensa.

Castilla y León ha llegado este viernes a los 22.926 casos confirmados por todo tipo de test, con 389 más que ayer, el 1,7 por ciento de incremento.

EL GOTEO DE MUERTES NO CESA: 19 MÁS, 12 DE RESIDENCIAS, HASTA LAS 3.128

Castilla y León ha sumado este viernes 19 fallecidos más por coronavirus que deja en 3.128 el total en la Comunidad, con 1.885 en hospitales, 9 más que ayer, con 645 en residencias, cinco más, y 598 en casa, cinco más.

De los 19 muertos, una docena eran usuarios de residencias, entre los fallecidos en hospital y los que lo han hecho en los propios centros.

A estos datos habría que añadir los fallecidos de residencias con síntomas compatibles que han sido seis más este viernes, hasta los 1.098.

Por provincias, y de acuerdo a los datos actualizados a este viernes de la Junta, en Ávila los fallecidos por coronavirus desde el 1 de marzo son 254, con 341 en Burgos, 538 en León, 117 en Palencia, 568 en Salamanca, 474 en Segovia, 220 en Soria, 509 en Valladolid y 107 en Zamora.

LOS CASOS SOSPECHOSOS, A CONFIRMAR EN 24 HORAS CON TEST MOLECULAR

Casado ha anunciado que cada nuevo caso sospechoso de coronavirus en Castilla y León tendrá que ser confirmado por test molecular en 24 horas.

Con ello cada vez más los casos sospechosos, que se incluyen en el registro de Atención Primaria vía Medora, se acercarán a los confirmados por test molecular, ha sostenido la titular de Sanidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD