05-05-2020 / 19:20 h EFE

La titular del juzgado de lo contencioso-administrativo número 4 de Zaragoza ha emitido una sentencia en la que autoriza en Aragón, incluido Zaragoza, la celebración de espectáculos circenses que utilicen animales, siempre que cumplan la ley de protección animal aprobada por las Cortes de Aragón en 2002.

Así lo mandata la jueza Concepción Gimeno en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe en la que se estima parcialmente el recurso que presentó en septiembre de 2019 la empresa Recrearte Entretenimieno contra la decisión inicial del Ayuntamiento de Zaragoza de no autorizar su espectáculo, Zoorprendente, durante las Fiestas del Pilar del año pasado.

Ante la pretensión de la empresa de desarrollar su espectáculo en la capital aragonesa entre finales de septiembre y finales de octubre de 2019, el Ayuntamiento de Zaragoza emitió una resolución el 29 de agosto de ese año en la que denegaba la posibilidad y no aceptaba la declaración responsable presentada por la promotora.

En principio, el Ayuntamiento argumentó que para el desarrollo de esa actividad era preceptiva una licencia que no se solicitó, en tanto en cuanto la promotora solo presentó una declaración responsable, pero en su resolución el consistorio alegaba también la prohibición de que en el término municipal se desarrollen circos con animales, tal y como había aprobado el pleno en marzo de 2019, en la legislatura en la que la alcaldía estaba en manos de Zaragoza en Común.

Recrearte Entretenimiento recurrió la resolución municipal y un juzgado de Zaragoza dictó medidas cautelares el 20 de septiembre para que el espectáculo pudiera celebrarse, basándose en los perjuicios económicos que tendría para la empresa titular del circo y para sus trabajadores la suspensión de la actividad.

Además, el juez alegó entonces que las cautelares no provocaban perjuicio para el interés público y que no constaba denuncia contra la empresa en relación a los animales.

Ahora, la jueza ha estimado el recurso presentado "exclusivamente en la medida en que contiene una prohibición contraria a lo previsto en la Ley de Protección Animal de Aragón" y determina que no es necesario contar con autorización para estos espectáculos.

Y estima la impugnación directa que se hace en el recurso de Recrearte del artículo de la ordenanza municipal que prohíbe estos circos en el término municipal de Zaragoza, en la medida que se produce una contradicción con lo dispuesto en la Ley de las Cortes de Aragón.

En concreto, la norma autonómica prohíbe la utilización en espectáculos circenses de animales que no hayan sido autorizados, que no posean los documentos necesarios o que pertenezcan a especies de fauna silvestre, entendiendo como tal "el conjunto de especies, subespecies, población e individuos animales que viven y se reproducen de forma natural en estado silvestre".

La jueza considera que el debate jurídico en este caso gira en torno a la eventual contradicción de la ordenanza municipal -que prohíbe los circos con animales- con la ley autonómica, y estima esta "impugnación indirecta" de la norma municipal, a la vista de la "contradicción insalvable" entre ambas.

Por eso declara "la ilicitud" de la ordenanza y plantea esta cuestión de ilegalidad, para cuando esta sentencia sea firme, ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD