04-05-2020 / 22:40 h EFE

Una instalación clínica, kits médicos para huéspedes y menús a la carta con estricta prohibición de las mesas bufé son algunas de las medidas tomadas por el Gobierno egipcio para reactivar el turismo tras más de un mes de parálisis por la COVID-19.

Desde mediados de marzo el Gobierno egipcio ha venido tomando medidas que han paralizado el sector turístico suspendiendo primero los vuelos y después las visitas a sitios turísticos y museos, así como la actividad en general en los hoteles y balnearios, que a partir de ahora podrán volver a funcionar a un 25 % de su capacidad.

Así se lo comunicó hoy el ministro de Turismo, Khaled Anani, a responsables de las cámaras de Turismo y Hotelera y a los responsables del propio ministerio y entidades de seguridad encargadas de aplicar las medidas, que fueron aprobadas el domingo en Consejo de Ministros, según una nota oficial.

La decisión del Gobierno implica la reapertura ya de los hoteles a un 25 % de su capacidad, eso sí bajo estrictas medidas como tener al menos un médico in situ y controlar los menús, unas reglas que pueden definir el nuevo turismo que se avecina en la era posCOVID-19.

SEGURIDAD Y SANIDAD

Los hoteles deberán portar un certificado de "Seguridad Higiene", además de someterse a regulaciones e inspecciones de la Dirección de Seguridad y Salud Alimenticia y Profesional, un órgano creado especialmente para controlar estos establecimientos durante la reapertura.

También se deberá tener un certificado médico que contemplará la cobertura de una clínica y al menos un profesional sanitario en cada hotel, además de contar con equipos de protección y desinfectante en las instalaciones.

Los hoteles estarán obligados ahora también a contar con espacios para el aislamiento de posibles enfermos por coronavirus con un edificio o una planta en la que se pueda aislar a los casos sospechosos de contagio.

Las condiciones de los restaurantes de los hoteles también incluyen novedades, ya que las mesas de cada comedor deberán estar separadas por una distancia superior a los 2 metros, mientras que cada persona deberá guardar un espacio mínimo de un metro con otra.

De momento tampoco se podrán celebrar eventos como fiestas y bodas, ni estará permitido a los clientes fumar en shisha (pipa de agua), una costumbre popular en los países árabes.

TURISMO LOCAL

Con los vuelos comerciales internacionales aún suspendidos, la medida empezará a afectar en el sector del turismo nacional durante este mes de mayo y a partir de junio se permitirá el incremento de la actividad hasta el 50 %.

El Gobierno espera relajar estas restricciones una vez termine el mes sagrado musulmán de Ramadán el próximo 23 de mayo

A mediados de abril el Gobierno egipcio anunció que espera una pérdida de ingresos de 5.000 millones de dólares por el impacto del coronavirus, reduciendo la expectativa de ganancias de 16.000 millones a 11.000 millones para el presente año fiscal que acaba en junio.

Los establecimientos turísticos de las zonas más visitadas del mar Rojo y de las localidades monumentales de Luxor y Asuán fueron cerrados y sus trabajadores puestos en cuarentena después de que se registraran casos de coronavirus entre los visitantes.

De hecho el primer deceso en Egipto por esta enfermedad fue el de un turista alemán el 8 de marzo.

Hasta el momento, Egipto ha confirmado 6.193 casos positivos de coronavirus y 415 muertes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD