04-05-2020 / 14:01 h EFE

La investigación iniciada por la empresa pública Edar Bens para analizar la presencia del COVID-19 en las aguas residuales de A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros ha confirmado la presencia de material genético del virus en dichas aguas y su eliminación antes de salir al mar.

De esta forma, queda descartada la temida diseminación ambiental del virus en la costa coruñesa.

El proyecto conjunto con la Universidad de A Coruña y el grupo de Investigación de Microbiología del Instituto de Investigación Biomédica (Inibic) analiza distintos puntos del alcantarillado para medir la incidencia del virus SARS-CoV-2 en la población y predecir futuros brotes, según informa la Edar Bens en un comunicado.

"Hemos confirmado la presencia de material genético de SARS-CoV-2 en el alcantarillado de nuestra comarca. Queda por determinar la integridad del virus y su capacidad infecciosa en estas aguas residuales", explica la doctora Margarita Poza Domínguez, responsable del proyecto.

El estudio indica asimismo que, desde el inicio del confinamiento, ha crecido en un 18 % diario el volumen de toallitas y otros residuos textiles y se ha multiplica por dos la llegada de espumas de detergentes a la planta.

Este proyecto ha sido invitado a sumarse a la red europea Norman de investigación científica sobre aguas residuales para colaborar en un estudio conjunto con plantas de tratamiento de Francia, Noruega, Alemania, Holanda, Eslovaquia, Suiza o Suecia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD