03-05-2020 / 14:00 h EFE

La Sala de Armas de la Ciudadela ya cuenta con el sistema de calefacción necesario para que este espacio acoja actos y actividades culturales hasta ahora casi testimoniales debido a las carencias del espacio.

Las obras, realizadas por Veolia Servicios Norte, comenzaron el 18 de noviembre y, tras verse afectadas por el parón de la actividad a raíz de la crisis sanitaria desatada por el coronavirus, han terminado finalmente este mes de abril.

Las actuaciones se adjudicaron por un coste de 296.644 euros, ha recordado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

Los trabajos realizados en este espacio incluyen no solo la instalación de un sistema de calefacción sino la adecuación del espacio para ello, además de una serie de intervenciones complementarias.

En este sentido, se ha colocado una subcentral de producción térmica y se han instalado conductos de calefacción por todas las plantas del edificio (planta baja, primera planta y buhardilla), cuya superficie total asciende a 1.700 metros cuadrados aproximadamente.

Precisamente, la conducción de los tubos ha supuesto buena parte del trabajo, ya que ha sido necesario levantar el actual suelo de piedra de la planta baja y volver a colocarlo después.

Además, una vez instalado se le ha aplicado un protector hidrófugo y fungicida, para preservarlo de posibles de manchas que pudieran producirse en los distintos actos que va a acoger este espacio.

En el resto de planta, las conducciones se han realizado por debajo del forjado, aprovechando el hueco existente, por lo que los tramos de suelo que ha sido necesario levantar han sido menores y, además, no se trata de piedra sino de suelo cerámico.

A todo ello, se han sumado otras intervenciones como la creación de una ventilación forzada con difusores y rejillas en las paredes de la escalera de salida de emergencia, y la sustitución de la parte superior de algunas de las ventanas del inmueble por rejillas de ventilación, para poder realizar la toma y salida de aire necesarias.

También se ha cambiado toda la instalación de alumbrado. Se han colocado carriles electrificados con proyectores de iluminación general, proyectores de pared y lámparas colgantes, con el objetivo de lograr una mejor iluminación del espacio.

Asimismo, se han instalado distintas tomas (de red y de Wifi, entre otras) para poder realizar ruedas de prensa y habilitar puestos de trabajo si fuera necesario.

Y, por último, se han construido dos muebles contenedores para alojar un pequeño almacén y una futura zona de degustación de café y otros productos.

Según las mismas fuentes, todas estas actuaciones permitirán que la Sala de Armas, y en especial su planta baja, se convierta próximamente en un espacio de encuentro que podrá volver a acoger propuestas expositivas, además de actividades del ámbito artístico, educativo, socio-cultural y de promoción de la ciudad.

Con ese objetivo, ya a finales de 2018 se acometieron algunas mejoras. En esta línea, en la puerta de acceso principal a la Sala de Armas, se construyó una cancela con puerta automática de vidrio, y se han eliminado las barreras existentes en el acceso, creando una rampa con una pendiente inferior al 6 % con acabado en la misma piedra existente en el resto de la planta baja.

Asimismo, en septiembre de 2019 se realizaron los trabajos para dotar a la Ciudadela de una central de calor con calderas de biomasa que pueda abastecer de calefacción a los distintos edificios de ese espacio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD