03-05-2020 / 12:50 h EFE

El Gobierno de Cantabria, a través del Servicio Cántabro de Empleo (EMCAN), habilitará un ‘Aula virtual’ para posibilitar la continuidad de los programas de formación dirigidos a personas desempleadas durante la actual situación de pandemia provocada por la expansión del COVID-19.

Según ha explicado el director del EMCAN, José Manuel Callejo, el ‘Aula virtual’ es un entorno de aprendizaje donde el tutor-formador y alumnado interactúan, de forma concurrente y en tiempo real, a través de un sistema de comunicación telemático que permite llevar a cabo un proceso de intercambio de conocimientos a fin de posibilitar un aprendizaje de las personas que participan en el aula.

“Este nuevo método de impartición podrá utilizarse en el llamado proceso de transición a la nueva normalidad, que todos esperamos iniciar, pero que impondrá estrictas normas de distanciamiento social”, ha indicado.

De esta forma, la Orden permitirá habilitar al Servicio Cántabro de Empleo a que sean autorizadas acciones formativas con método mixto de impartición: el clásico y mediante aula virtual, para que haya un grupo más reducido de personas en el centro de formación y el otro grupo en sus casas, todos al mismo tiempo asistiendo a la formación.

Medidas excepcionales

La declaración del estado de alarma ha supuesto la implantación de determinadas medidas de contención en el ámbito educativo y de la formación entre las que se encuentra la suspensión de la actividad formativa presencial en el ámbito de la formación profesional para el empleo.

Para hacer frente a dicha situación, el Servicio Cántabro de Empleo ha elaborado una Orden que permitirá autorizar a las entidades de formación el uso del método ‘Aula virtual’ dentro de la modalidad presencial. El documento ha sido remitido a los agentes sociales en el marco de la Mesa Sectorial de Empleo para recoger sus aportaciones antes de su publicación.

Así, el proyecto pretende, por un lado, adoptar medidas que faciliten a las personas desempleadas afrontar las nuevas situaciones que se puedan plantear en el futuro, reforzando sus competencias profesionales, y por otro, mantener el mayor número posible de empleos, siendo conscientes de la dificultad de este esfuerzo.

“La Orden tiene por objeto habilitar medidas excepcionales para el desarrollo de acciones formativas, en modalidad presencial, sin que ello vaya en detrimento de la calidad que se ha de mantener en aras a fortalecer las competencias profesionales de las personas trabajadoras y la competitividad de las empresas”, ha concluido Callejo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD