02-05-2020 / 16:00 h EFE

Agentes medioambientales de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y trabajadores de la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Orihuela han recuperado del cauce del río Segura 32 ejemplares de Barbo muertos como consecuencia del desove, y han comprobado que no se trata de un vertido.

En un comunicado, han querido transmitir "tranquilidad" y "seguridad" a los ciudadanos del municipio alicantino "por el episodio de peces muertos".

Según afirma, han trabajado de forma conjunta para conseguir que el número de ejemplares de Barbo muertos en el cauce del río Segura como consecuencia del desove, sea muy pequeño, y los trabajadores de la Concejalía de Medio Ambiente han sido capaces de recuperar 32 ejemplares.

Además, según han señalado las fuentes, los Agentes Medioambientales de la CHS han comprobado que no se trata de ningún vertido.

"Las administraciones estamos trabajando conjuntamente en conseguir mantener un río vivo, nadie podía imaginar que nuestro Segura a su paso por la ciudad de Orihuela pudiera albergar tanta cantidad de vida como la que tiene", aseguran desde la CHJ.

El personal de campo de la Comisaria de Aguas continúa trabajando en este periodo para hacer cumplir con las competencias establecidas en la normativa vigente, esto es, vigilancia y control del dominio público hidráulico.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD